17 de Octubre de 2018

Opinión

Dos años y contando

Hace dos años cuando Enrique Peña inició su mandato presidencial...

Compartir en Facebook Dos años y contandoCompartir en Twiiter Dos años y contando

Hace dos años cuando Enrique Peña inició su mandato presidencial, miles salieron a las calles para protestar por lo que consideraron una imposición, por parte de grupos empresariales, políticos y sociales. Recuerdo bien aquel día, mientras se realizaba el acto protocolario, en las calles de la Ciudad de México, se enfrentaban policías y manifestantes; violencia, caos, desorden público, trataron de empañar aquella jornada. Desde aquel momento, el país ha transitado en una montaña rusa, pero sobre todo el gobierno federal. 

Un nuevo panorama pintaba bien para el regreso del PRI al poder, tras 12 años de gobiernos Panistas; el gobierno actual, generó expectativas enormes y tras el llamado que se hiciera a todos los actores políticos para una transformación profunda, que llevaría en teoría, a la nación, a un desarrollo nunca antes visto y que, acaparó la atención mundial, inclusive, puso en las portadas de los principales diarios y revistas al presidente Peña; actualmente, se ha visto opacado. 

Basta revisar las encuestas que tres de los más importantes diarios nacionales, editados en la Ciudad de México, publicaron esta misma semana en torno a los niveles de aprobación de la ciudadanía, hacia el presidente. En promedio, Peña inició su mandato con un 30 % de desaprobación, misma que en dos años se ha duplicado, al posicionarse en un 60% de ciudadanos inconformes; dirán los fundamentalistas del sistema que eso es una exageración, pero, periódicos tan distintos en sus corrientes ideológicas como Reforma, El Universal y Excélsior, coinciden en el punto; le recomiendo que amplíe esta información, para que salga de dudas.

Ahí no para la cosa, un ejemplo de ello, son todas las notas y artículos de la prensa internacional y la opinión pública global, relacionados con las 10 propuestas realizadas el jueves de la semana pasada por parte de Enrique Peña, quizá una de las más sonadas fue la de The Economist, quien señaló que, “por parte del gobierno, no se reconoce la responsabilidad ante la crisis de inseguridad”, y ahondó, “el presidente, perdió la única oportunidad de cambiar el rumbo de la opinión pública”. 

La semana pasada le decía, “cambiar es posible”, solo falta que se quiera; no se obtendrán resultados diferentes y mejores, si se sigue la misma estrategia que hasta ahora; y no hablo solo del sistema político, sino de la sociedad, ahí también se deben generar cambios; como sugerencia, comience a leer, aproveche que está la Feria Internacional del Libro en Guadalajara http://www.fil.com.mx/, hay muchas opciones y corrientes ideológicas que le pueden servir para fortalecer su opinión sobre lo que acontece en nuestro querido México. 

En otro tema que fue tendencia mundial, la muerte de Roberto Gómez “Chespirito”, le recomiendo ampliamente que lea el texto del escritor Fernando Rivera Calderón, “La Chespiritización de México”, le aseguro que le hará reflexionar. www.maspormas.com/opinion/columnas/
¡Qué la pluma siga girando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios