21 de Enero de 2018

Opinión

Dos mujeres por Chetumal

Arlet Mólgora Glover y Maritza Medina Díaz serán candidatas en los dos distritos que forman parte de la capital del estado.

Compartir en Facebook Dos mujeres por ChetumalCompartir en Twiiter Dos mujeres por Chetumal

Arlet Mólgora Glover y Maritza Medina Díaz serán candidatas en los dos distritos que forman parte de la capital del estado, en una selección que implica de entrada una enorme responsabilidad para ambas.

Esta zona no es miel sobre hojuelas para el PRI, ya que desatinadas candidaturas lo hicieron morder el polvo en el proceso de 2005, cuando la coalición PAN-Convergencia le arrebató tres de los cinco distritos que presumía Othón P. Blanco.

Con incipiente carrera, Arlet Mólgora recibe una oportunidad valiosa que la debe obligar a aplicarse al máximo para lograr un posicionamiento a marchas forzadas en el primer distrito. Lo positivo en su caso es que representa sangre nueva, dando vuelta a la hoja de las candidaturas de pergamino, desgastadas con el paso de los años y sin nada nuevo que aportar.

En cuanto a Maritza Medina Díaz, la profesora recibe la luz verde para ir por el segundo distrito. Se trata de una mujer con mayor trayectoria política y que ya había sido mencionada como opción para la candidatura.

Pero el camino recorrido por Maritza Medina tampoco la debe deslizar en una zona de confort que puede ser su perdición, ya que el electorado debe ser convencido con propuestas tan atractivas como benéficas.

Las dos mujeres priístas llevarán el peso de esta elección en Chetumal a nivel de distritos, y se vislumbra una batalla muy novedosa no sólo por estas inminentes candidaturas femeninas, sino por el hecho de que desde ahora están en juego menos posiciones, por lo que las figuras deben ser seleccionadas a conciencia, sin precipitaciones ni excesos de confianza.

También debemos recordar que el candidato a la alcaldía apoya y es respaldado por los candidatos a diputados, formando una mala mezcla cuando uno de ellos es endeble, fácilmente dominable por la oposición.

Se sabe que Eduardo Espinosa Abuxapqui será el candidato del PRI a la alcaldía capitalina, en un hecho nunca antes visto en estos dominios pero que fue una receta obligada para el tricolor, para evitar experimentos de alto riesgo que podrían expulsarlo de Palacio Municipal.

Y en partidos como el PAN debe impulsarse el relevo generacional, evitando que las mismas candidatas vayan ocupando todas las posiciones en juego, desde alcaldías hasta diputaciones tanto locales como federales.

Ahí están los nombres de Patricia Sánchez Carrillo, Mercedes Hernández Rojas, Alicia Ricalde Magaña y Yolanda Garmendia Hernández. 

Lo peor es que en el caso del PAN ha dejado fuera de la jugada a los políticos de la capital del estado, obsequiando en bandeja las diputaciones plurinominales a mujeres de Cancún, dejando en la orfandad al sur.

Esperemos que en esta ocasión el PAN opte por los saludables equilibrios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios