18 de Agosto de 2018

Opinión

Dos semanas en las sillas

Los 10 presidentes municipales ya llevan dos semanas en sus complicadas encomiendas...

Compartir en Facebook Dos semanas en las sillasCompartir en Twiiter Dos semanas en las sillas

Los 10 presidentes municipales ya llevan dos semanas en sus complicadas encomiendas, con grados de dificultad provocados por el apocalíptico desempeño de sus antecesores, o por la ineludible obligación de cumplir con las promesas de campaña, lanzadas a una sociedad que mayoritariamente dio la espalda a las urnas el pasado 7 de julio, pero sin perder de vista el accionar de los nuevos alcaldes del PRI.

En la capital, Eduardo Espinosa Abuxapqui ya debe tener una radiografía del desempeño de su antecesor Carlos Mario Villanueva Tenorio, pero no irá más allá del reproche en los medios porque no recibirá luz verde para lanzarse a la yugular del ex alcalde y de un puñado de sus colaboradores que hicieron de las suyas con el presupuesto, tarea que dominaron a la perfección.

Por lo pronto, Abuxapqui ha apretado el cuello a los propietarios de giros negros, analizando con lupa con sus inspectores el comportamiento de los dueños de antros que siempre han estado en contubernio con la autoridad municipal, por lo que son los primeros exprimidos por la necesidad municipal de contar con recursos frescos que caen directamente en el bolsillo.

Pasar a la báscula a los dueños de antros es la parte inicial del manual del alcalde a la mexicana, aunque la ofensiva se justifique con tintes moralinos, ya que quedan en estado de shock cuando les murmuran que hay mujeres que bailan en paños menores nada menos que en la capital del estado.

En Bacalar, José Alfredo “Chepe” Contreras se fortalece como el principal enemigo de un proyecto muy bien encauzado por su antecesor Francisco Flota Medrano. Las evidentes limitantes políticas y administrativas del señor de las tortas reafirman  aquello del “zapatero a tus zapatos”.

Ex alcaldes como Sebastián Uc Yam con su desempeño desastroso en Felipe Carrillo Puerto hacen lucir como un estadista al sucesor, sea quien sea. Por ello gran parte de los alcaldes cuenta con esa ventaja para ir tomando el control total de sus demarcaciones, aunque la inversión vaya fluyendo con gotero y en muchos casos sea una nueva promesa, de esas que han sido recetadas hasta el cansancio a nuestro pueblo.

Las cuentas en cuanto a adeudos con la banca y proveedores, incluyendo los pagos pendientes a trabajadores, sin una tarea titánica para gran parte de los nuevos alcaldes, quienes tienen enormes rezagos en cuanto a obra pública y mantenimiento de la imagen urbana y demás tareas que no pueden esperar.

Se avecinan los días más complicados para los alcaldes, ya que tuvieron el tiempo suficiente para evaluar el estado de sus municipios y a partir de ahora viene la exigencia de resultados, sin lugar para excusas y mucho menos para echarle toda la culpa al antecesor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios