18 de Diciembre de 2018

Opinión

Dubstep

Este subgénero tiene sus orígenes en las influencias y géneros creados desde finales de los 80, con el “acid house” y con el “jungle”, que indicó el inicio de la tendencia a los 90.

Compartir en Facebook DubstepCompartir en Twiiter Dubstep

La música electrónica en su cambiante y demandante consumo, al haber sido primero segregada, después señalada y asociada a tendencias y satanizaciones, ha logrado abrirse camino con diversos subgéneros y uno de ellos que viene y está con un arrollador impacto es el “Dubstep”.

Sin embargo, como moda, muchos principiantes consumidores lo ven como algo nuevo y propio de la generación en curso y es todo lo contrario.

El “Dubstep” tiene sus orígenes en las influencias y géneros creados desde finales de los 80, con el “acid house” y con el “jungle”, que indicó el inicio de la tendencia a los 90, con diversidades como el “neurofunk”, “techno” o “jump on”, donde en la segunda parte de la década de los 90 se usaba en los “stages” alternos de los eventos, con bases “breakbeat”, y donde ya tenían las combinaciones con subgraves de jungle, efectos dub y en ocasiones con voces de ragga cuantizadas manualmente, así iniciaba el cambio.

Cuando el compás básico de la música electrónica bailable era 4x4, los creadores y productores alteraron las percusiones y transformaron un ritmo espaciado, y hasta desfasado, donde los “kicks” llegaban a tener el primer golpe y de ahí brincar al tercero, dejando espacios tremendos acompañados por “hit hats” continuos y acelerados, los “snares” a contratiempo y destiempo, unas tremendas y subsónicas líneas de bajo, agregando vocales “dance” que al ser alteradas y con “timestrech” se fusionaban hasta convertirse en un instrumento más. A esta nueva tendencia le llaman “2 step”, transformándolo así en una especie de “slow jungle”.

A finales de los 90, bajo la sombra de ataques  y errónea asociación con cuestiones delictivas, se seguía trabajando y evolucionando casi en silencio... comenzaba a gestarse el “Dubstep”.

El origen geográfico es exacto, Croydon, un distrito de Londres, donde productores como Benga, Plastician y Skream, además de los legendarios Groove Chronicles sintetizaban lo que sería ya “Dubstep”.

A la par de historias y eventos que sería largo platicar aquí y que debieran estar en esta breve explicación llegamos a el 2008, donde productores como Zomby, Guido o Ikonika, por mencionar algunos, usan los éxitos del momento para integrarlo al “Dubstep”. Así, acortando historias, llega al “mainstream” a través de artistas como Skrillex, Rusko, Zed, con sus “beats” ahogados y a destiempo, largos, profundos e hipnóticos subgraves, destructores sonidos sintetizados y éxitos del momento como pretexto base de artistas pop y rock, se llega al “Dubstep” como lo conocemos hoy… y la historia continúa.

Son aproximadamente 15 años de conocerlo con ese nombre, pero debemos ir más atrás, a los causales de tal tendencia, algo agresiva para oídos acostumbrados a las armonías del house y del trance, pero que esperemos no caiga en el “mainstream” vulgar en el que algunas modas caen… no a todos les gusta, no muchos lo entienden, pero aquí está y ahora seremos testigos de lo que pase con el “Dubstep”… mientras tanto Groove on! 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios