24 de Septiembre de 2018

Opinión

Duelo de vencidas

Un nuevo coletazo –ahora en Cancún – ha lanzado el movimiento magisterial que mayoritariamente se negó a retornar a las aulas...

Compartir en Facebook Duelo de vencidasCompartir en Twiiter Duelo de vencidas

Un nuevo coletazo –ahora en Cancún – ha lanzado el movimiento magisterial que mayoritariamente se negó a retornar a las aulas, aunque un porcentaje significativo de ellos desertó este martes, sobre todo en Cozumel e Isla Mujeres. Pero en cambio, en municipios como el capitalino de Othón P. Blanco, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto se mantiene el rechazo al retorno casi al 100 por ciento.

Se trata de una situación turbulenta que requiere el máximo esfuerzo de ambas partes –representantes del gobierno del estado y Comité de Lucha con sus bases – para llegar a un buen arreglo, a fin de evitar que la afectación a miles de alumnos sea altamente nociva y prácticamente irreversible por tantos días de clase perdidos.

La presión del movimiento magisterial se ha concentrado desde ayer en Cancún, cuyo atractivo convierte a ese polo turístico en suculento bocado, con efectos que pueden ser muy dañinos para Quintana Roo.

Mientras tanto, en el parque del Renacimiento de Chetumal se mantienen unos 400 profesores, quienes permanecieron por varios días en la zona frontal de Palacio de Gobierno y fueron exhortados a desalojar en la madrugada del 15 de septiembre.

Por su parte, la Secretaría de Educación tan sólo cubrirá la nómina de los profesores que hayan aceptado el acuerdo retornando a las aulas, metiendo presión a los que participan en las movilizaciones.

La enorme dificultad para el gobierno del estado consiste en negociar con representantes de un Comité de Lucha que son desechados cuando logran acuerdos que no están a la altura de las exigencias de una base inflexible, de ahí que la parte magisterial debe inclinarse por una negociación en toda la extensión de la palabra, sin pretender que la totalidad de su cambiante pliego petitorio sea satisfecha.

Y lo más importante: aquí podrá haber algún vencedor, pero los vencidos serán sin duda los miles de estudiantes que permanecen fuera de las aulas. Por ello hoy más que antes es tiempo de la mesura.

El abandono de Chetumal

No hay antecedentes de un abandono tan extremo de la capital del estado, ya que el Ayuntamiento capitalino trabaja si acaso al 5 por ciento de su capacidad, mientras el alcalde Carlos Mario Villanueva Tenorio deshoja el calendario, contando los días que faltan para el relevo.

Más allá de los baches que se han multiplicado, los lotes baldíos en esta temporada de lluvias son una calamidad, complicando las labores de combate a los mosquitos que transmiten el dengue y el paludismo.

Y los lotes baldíos no son tan sólo un problema de imagen urbana, sino que son teatro para delincuentes que cómodamente pueden hacer de las suyas, aprovechando la colaboración de lo que queda de la autoridad municipal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios