20 de Septiembre de 2018

Opinión

Ejemplar cooperación

Hago una atenta invitación a las y los lectores de Milenio Novedades para que se nos unan en la búsqueda de mejores tiempos y espacios para nuestras prerrogativas.

Compartir en Facebook Ejemplar cooperaciónCompartir en Twiiter Ejemplar cooperación

Es altamente satisfactorio ver cómo se han conjuntado esfuerzos en Yucatán para avanzar más en el intrincado campo de los Derechos Humanos, dándole un rotundo mentís a la leyenda urbana de que funcionarios y quienes vigilamos el cumplimiento cabal de las prerrogativas de nuestra sociedad somos enemigos.

Falso, porque no se señala a los buenos servidores públicos, sino a las o los que por omisión o a sabiendas incumplen la mística de sus funciones que implican un adecuado, eficiente servicio, con respeto y tolerancia a las personas que acudan a ellas o a ellos para solucionarles algún problema derivado de la función pública.

En este mismo espacio dimos cuenta de la firma de un Convenio de Colaboración, el pasado 9 de diciembre, entre la Codhey y los tres poderes estatales, para trabajar en beneficio del respeto a las prerrogativas de nuestra sociedad. Hoy hay férrea unidad para concretar ese propósito.

Este breve repaso al trabajo que se realiza en Yucatán para tener mejores servidoras y servidores públicos se agiganta cuando a nivel mundial, tan sólo en este mes de febrero, se recuerdan los días internacionales para tratar de abatir flagelos que afectan a la humanidad: Día 4: cáncer; 6, cero tolerancia contra la mutilación genital femenina; 11, internet seguro, por nombrar algunos, porque no nos daría el espacio para recordar muchos más sembrados a lo largo del año. 

Algunos de esos sucesos no afectan a nuestro país y mucho menos a nuestro Estado, pero no por eso deben dejar de preocuparnos.

De nueva cuenta hago una atenta invitación a las y los lectores de Milenio Novedades para que se nos unan en la búsqueda de mejores tiempos y espacios para nuestras prerrogativas. Con su participación, vigilancia y apoyo lograremos hacer de Yucatán un ejemplo de solidaridad, un verdadero paradigma de lo que debe ser la persona humana, digna, positivamente ejemplar.

Que así sea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios