14 de Noviembre de 2018

Opinión

Ejemplo de humanismo y solidaridad

Decenas de infantes y mujeres han convertido un tinglado de cartón y láminas en lugar de alegría, convivencia social, formación y esperanza.

Compartir en Facebook Ejemplo de humanismo y solidaridadCompartir en Twiiter Ejemplo de humanismo y solidaridad

El Roble Agrícola V es una colonia ubicada al sur-poniente de la ciudad y con un alto índice de marginación.

Con dificultades económicas pero con un entusiasmo y pasión sin igual, vecinos del lugar realizan una labor que es ejemplo de humanismo y solidaridad.

A través de la “Asociación Civil: Cecilia y Diana por la paz de los niños y niñas de Yucatán” –registro en trámite- y encabezados por Juan Hu Sosa  y su esposa, se han dado a la tarea de proporcionar a las y los infantes del lugar un espacio educativo para su entretenimiento y formación en artes (como el dibujo, lectura, manualidades, etc.) e incluso les proporcionan alimentos con base en soya y otros nutrientes que preparan las mujeres del lugar quienes, a su vez, adquieren nuevos conocimientos y destrezas. 

No tienen apoyo gubernamental ni de otras organizaciones. Ciudadanos de escasos recursos que “jalando y estirando” destinan su tiempo y poco peculio para la adquisición de hojas, lápices, colores, alimentos. Decenas de infantes y mujeres han convertido un tinglado de cartón y láminas en lugar de alegría, convivencia social, formación y esperanza.

Todos participan en el sentido de dar su parte. Nadie los obligó a organizarse y ser solidarios entre sí más que el amor a sus hijos e hijas y su fe en un futuro mejor. Es esta solidaridad una virtud social que hay que fomentar y difundir.

Si la solidaridad es de algún modo llevar entre todos las cargas de todos, no hay solidaridad más ejemplar y conmovedora que la que se da entre quienes menos tienen. Muchas veces son los que más dan y, sin querer, evidencian el egoísmo de muchos de nosotros.

Ante la profusa difusión diaria de malas noticias y desastres naturales, bien vale la pena conocer y mejor imitar lo que éstos ciudadanos realizan con su acción solidaria demostrando como afirmaba el Santo Cura de Ars que “al mundo no hay que decir amarlo más, sino demostrárselo mejor”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios