21 de Septiembre de 2018

Opinión

El cacao maya

Don Alfredo Barrera Vásquez indica que no sólo el nombre del cacao es maya, sino que seguramente el uso de la semilla para la preparación del chocolate [chukwa’] es una modalidad cultural de origen maya.

Compartir en Facebook El cacao mayaCompartir en Twiiter El cacao maya

La voz cacao [kakaw] es de origen maya, no náhuatl como comúnmente se cree. Fue prestada por el maya y nahuatlizada con la adición del sufijo –atl. En todas las lenguas mayas tiene nombres muy similares (cacan, cucue, quicou, etc.), aunque del español pasó a las lenguas del mundo. En inglés, por ejemplo, es cocoa.  El cacao (Theobroma cacao) es un árbol de la familia de las Esterculiáceas, de cuyo tronco brota directamente su fruto que llega a contener de 20 a 40 semillas. 

En Yucatán, las referencias históricas de esta voz proceden del Diccionario de la Lengua Maya de Juan Pío Pérez (siglo XIX), aunque éste se basó en antiguas fuentes y manuscritos mayas. Otras evidencias arqueológicas y epigráficas revelan el origen maya del cacao.

Don Alfredo Barrera Vásquez indica que no sólo el nombre del cacao es maya, sino que seguramente el uso de la semilla para la preparación del chocolate [chukwa’] es una modalidad cultural de origen maya. Siglos después de los mayas, los nahuas continuaron con el gusto por el chocolate, que era llevado de Guatemala y el sureste de país al Altiplano Central donde recibió el nombre de xócotl, “fruta o manzana” y –atl, agua. 

Los grupos mayas han usado desde antaño el kakaw (secado, tostado, cribado y molido) para preparar el chocolate. La pasta del cacao se tortea manualmente formando tortillas de poco grosor sobre cuadritos de papel celuloso. Se tortea por las noches, cuando hace menos calor. Las tablillas se rayan superficialmente con la punta de un cuchillo cuando están a punto de endurecerse. El rayado de cuatro diámetros sugiere los octavos en que debe dividirse para batir. La inclusión de canela, azúcar y otros ingredientes al chocolate fue durante el periodo colonial. 

El uso del batidor cilíndrico de madera y el molinillo para batir el chocolate es de introducción española. Los batidores viejos son muy valorados porque con el tiempo parece que se hacen más dóciles.

El tamchukwa’ (del maya táam, masa para espesar y chukwa’) es una bebida que se prepara con cacao molido y masa de maíz tierno. El maíz remojado se muele finamente, se deslíe en agua y se cuela, para poner la cantidad de cacao y azúcar. Se sazona con pimienta y anís y se cuece hasta alcanzar la consistencia del atole. Se toma en las celebraciones de los finados. 

¡Ko’ox uk’ul chukwa’! “Vamos a desayunar chocolate”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios