17 de Octubre de 2018

Opinión

El campo laboral,una lucha constante

El número de personas con estudios de licenciatura y de posgrado ha aumentado gradualmente, esto quiere decir que hoy día hay más interesados en su educación y preparación.

Compartir en Facebook El campo laboral,una lucha constanteCompartir en Twiiter El campo laboral,una lucha constante

Vivimos en un sistema en donde la mayoría de las veces experiencia, vocación, conocimiento y preparación constante no son suficientes para ocupar los mejores puestos de trabajo, donde se obtenga un mejor salario y mejores prestaciones. El sacrificio, la lucha, los méritos y las horas extras tampoco cuentan, y mucho menos son reconocidas en términos económicos. Lo que importa y lo que termina moviendo son los contactos de personas influyentes, los padrinos, los amigos, la familia. Vivimos en un sistema donde no se aprovecha el talento del capital humano local y mucho menos se potencializa; por el contrario, se convoca personal de otros estados e incluso de otros países, también por el hecho de “creer que tienen mejores conocimientos y estar mejor preparados”, pero que desconocen totalmente el funcionamiento de la empresa y de nuestras costumbres. Irónicamente los que ocupan los mejores puestos son los que menos trabajan, sin embargo, tampoco voy a generalizar. Pues asimismo, hay quienes han logrado llegar a la cima a base de mucho trabajo y esfuerzo, y que son personas admirables y dignas de reconocimiento.

El número de personas con estudios de licenciatura y de posgrado ha aumentado gradualmente, esto quiere decir que hoy día hay más interesados en su educación y preparación, con el objetivo de contar con mejores oportunidades laborales; no obstante, en la mayoría de los casos termina siendo un aspecto meramente de satisfacción y desarrollo personal, el cual, desde luego, es muy importante, pero no remunera todo en lo que se ha invertido.

Por otro lado, en pleno siglo XXI, continúa la lucha por cuestiones de género, ya que es evidente y muy marcado en la sociedad que las gerencias, direcciones, jefaturas y coordinaciones son ocupadas mayormente por el género masculino. Dejando de lado que muchas veces en la toma de decisiones también son necesarios para el éxito aspectos de valor organizacional, planeación, humanismo, de conservación, concientización, sensibilización y, en general, contar con la diversidad de perspectivas que puede aportar un género diferente. 

Aunque cada día el camino laboral se hace más y más estrecho para las generaciones actuales y futuras, y que a veces se torna desalentador, mantengamos la fuerza, constancia y calidad de nuestro trabajo, porque el verdadero éxito se logra con pasión, paciencia y perseverancia y sobre todo es el que te llena el espíritu y el corazón.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios