25 de Septiembre de 2018

Opinión

El congreso del estado un circo mediático

Cuando una sociedad hace el ejercicio de evaluar el desempeño de sus funcionarios para verificar si están cumpliendo con las funciones asignadas, ya sea en un cargo en la administración pública o por un nombramiento que se le otorga por su desempeño; o bien, atendiendo el mandato de la soberana voluntad del pueblo, es señal de que la democracia florece y empieza a funcionar...

Compartir en Facebook El congreso del estado un circo mediático Compartir en Twiiter El congreso del estado un circo mediático

Cuando una sociedad hace el ejercicio de evaluar el desempeño de sus funcionarios para verificar si están cumpliendo con las funciones asignadas, ya sea en un cargo en la administración pública o por un nombramiento que se le otorga por su desempeño; o bien, atendiendo el mandato de la soberana voluntad del pueblo, es señal de que la democracia florece y empieza a funcionar.

Después de una etapa de oscurantismo que fue provocada por la corrupción en las distintas esferas del Estado y en el marco del Sistema democrático, señalando a los tres poderes del Estado, es hora de hablar del poder Legislativo, en donde se ha hecho gala de aprovechar a conveniencia los diputados que distribuyen los recursos del pueblo para su beneficio; asignando el presupuesto de esta institución para propasarse del servicio político, autorizando altos salarios que contrastan con los sueldos de los trabajadores de las otras instancias del Estado, si hay austeridad porque no bajarse el sueldo señores diputados del congreso o dejar de recibir esas jugosas dietas.

La independencia de poderes tiene la autonomía de asignarse prebendas salariales a diferencia de los otros ciudadanos que le sirven al Estado, provocando desigualdad y privilegios de los servidores de otras dependencias.

Ya no se puede admitir que en los altos cargos del Estado, para los que se supone son los más capaces, resultan ser profesionales incapaces léase caso del diputado de morena, porque se rodean de asesores para que les ayuden a hacer el trabajo que les corresponde desempeñar y por falta de capacidad tienen que contratar uno, dos y hasta a tres profesionales. Cabe la pregunta: ¿En dónde está la capacidad en el desempeño de sus funciones para el cual fueron electos o contratados?

En el caso de los diputados, que se sobreentiende tienen un alto nivel académico y como profesionales deben ser capaces de desempeñar tal función desde el momento que se proclaman candidatos para optar a tan alto cargo, lo que permite que su gestión se realice con excelencia, demandando calidad total en sus funciones para que el trabajo legislativo se dé como tal, basados en los principios axiológicos como ciudadano y profesional, sin permitir que maneje de manera perversa la responsabilidad de representar al pueblo que lo elige en este sistema de gobierno, ¿Quién es el presidente el congreso para pedir renuncias de servidores públicos por diferencias políticas? ¿Un verdugo del congreso? Porque no pedirle cuentas al presidente del congreso de su trabajo legislativo, ¿cuantas iniciativas ha presentado y cuál es la calidad de esas iniciativas?  

Este es el momento propicio para llamar a la reflexión a mercaderes de la política en este circo romano por no decir burdel político, Los diputados de esta Legislatura que inicio este 2016 trabajan en dos frentes: el de la revancha política que amenaza con ser intensa, y el del futurismo político en el cual todos, sin excepción, se encuentran envueltos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios