20 de Julio de 2018

Opinión

El Cráter de Chicxulub

Se dice que el impacto originado hace 65 millones de años provocó un cambio radical en el clima.

Compartir en Facebook El Cráter de ChicxulubCompartir en Twiiter El Cráter de Chicxulub

Hace unos años, cuando la Universidad Nacional Autónoma de México dio a conocer el inicio de las investigaciones sobre el famoso Cráter de Chicxulub, tuve la oportunidad de conocer al investigador Jaime Urrutia Fucugauchi, jefe del área de Geofísica de la UNAM, quien me explicó la importancia de que el meteorito que impactó a la Península provocara la desaparición de los dinosaurios y pusiera a Yucatán en el mapa mundial. 

Sin duda, a partir del impacto, se definieron las temperaturas en la zona y se establecieron las características de flora y fauna peninsulares. Estudios realizados por la UNAM demostraron las características geológicas regionales y redimensionaron los aspectos de flora y fauna que hoy tenemos en la Península, prevaleciendo en Yucatán la selva baja caducifolia y la selva baja espinosa, aunado al ecosistema costero que tenemos en 360 kilómetros de litoral. 

Se dice que el impacto originado hace 65 millones de años provocó un cambio radical en el clima que propició, además de la desaparición de los dinosaurios, la extinción de poco más del 70 por ciento de la biodiversidad del planeta. 

Se dice que en el tiempo de los dinosaurios el clima era cálido, más estable, con pocos cambios latitudinales, y a raíz del impacto del meteorito aparecieron los glaciares, los casquetes polares y el clima empezó a cambiar radicalmente; tal vez este suceso dio pauta a los cambios climáticos progresivos. 

Hace unos días se dio a conocer que se realizarán nuevos estudios, pero ahora en el mar, debemos recordar que el diámetro del impacto es tan grande que abarca parte de tierra y parte de mar y es la zona de mar la más amplia y complicada para los estudios; hace unos años se hicieron estudios en tierra, con perforaciones, toma de muestras de sedimento, rocas y restos de fósiles que forman parte de la base técnica del trabajo, muestras que arrojaron datos tan importantes que especifican que los cambios de clima en la Península tienen causas naturales. 

Pienso que los estudios que se harán en la zona marítima en 2016 aportarán una gran cantidad de elementos de información que permitirán a los estudiosos del cambio climático proyectar acciones de adaptación y mitigación más concretas y efectivas para enfrentar esta situación que hoy nos ocupa de manera muy importante a todos en el planeta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios