24 de Septiembre de 2018

Opinión

El destape de Cordero

La salida del líder la bancada panista en el Senado es su entrada a la contienda por el poder del PAN; así está el partido, hoy: en dos...

Compartir en Facebook El destape de CorderoCompartir en Twiiter El destape de Cordero

Lo que necesitan es un forense político. Florestán

Nunca fue buena la relación entre Gustavo Madero y Ernesto Cordero, más rivales que amigos. El primero veía al segundo como un operador del calderonismo y éste a aquél como un operador del presidente Enrique Peña Nieto.

Las cosas se fueron tensando hasta el punto que Madero tomó la decisión de destituir a Cordero de la coordinación de los senadores del PAN.

La primera señal la dejó ver el propio Madero cuando el jueves pasado, al presentar su semáforo de “contingencias electorales”, un reportero le preguntó sobre las diferencias con Cordero, a lo que respondió: A eso te respondo en 24 horas.

Y así fue. Al día siguiente salió a anunciar que había citado a los senadores de su partido a una reunión el martes (hoy) por la tarde, para revisar la permanencia de Cordero en la coordinación legislativa del Senado.

Esto fue interpretado como el anuncio de su remoción, ante lo que la mayoría de los 38 senadores panistas se movilizó en apoyo de su pastor, llegando el operativo hasta Harvard, desde donde el expresidente Felipe Calderón se activó al publicar en su cuenta de Twitter: Vieja regla del PAN: los asuntos internos se ventilan internamente. Cuando los presidentes la preservábamos el partido avanzó notablemente, o lo que es igual: la ropa sucia se lava en casa.

La suma de toda esta hiperactividad llevó a Madero, el mismo domingo, a llamar por teléfono a Cordero y confirmarle su salida: Es una decisión tomada, le dijo, aclarándole que la reunión de hoy, martes, sería para que él nombrara un sucesor.

Tras la llamada, vino una carta de apoyo de 24 de los 38 legisladores de su bancada, pero ya era demasiado tarde, y más que tarde, inútil: Madero había hecho uso de una de sus facultades como presidente del PAN: remover a Cordero para hacer uso de la siguiente: nombrar a su relevo, siendo el reto mantener la unidad de la fracción panista.

Y para Cordero ver cómo capitaliza esta salida que significa, paradoja, la entrada a la contienda por la presidencia del PAN, en noviembre próximo, o más, después, convirtiéndose desde ya en el más formidable opositor a Madero, que buscará la reelección.

RETALES


1. PALACIO. Ernesto Cordero asistió a Palacio Nacional a la presentación del Plan Nacional de Desarrollo. Lo invitaron como coordinador de la bancada del PAN en el Senado y llegó como excoordinador;


2. AJUSTES. La remoción de Cordero llevará al relevo de los presidentes de comisiones clave del Senado, que es lo que algunos buscaban al empujar la salida de su coordinador; y

3. MENSAJE. Alfredo Castillo, de los más cercanos al presidente Peña Nieto y actual subprocurador en la PGR, será designado hoy procurador federal del consumidor, en relevo del cesado Humberto Benítez.

La cercanía de Castillo retrata el peso que tendrá la Profeco.

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios