12 de Diciembre de 2017

Opinión

El General con dos grados

La Segunda Sala de la SCJN mantiene en la congeladora el caso del general Salvador Martínez Villalobos, primer militar en obtener un amparo contra el nuevo reglamento del Issfam.

Compartir en Facebook El General con dos gradosCompartir en Twiiter El General con dos grados

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación mantiene en la congeladora el caso del general brigadier de caballería Salvador Martínez Villalobos, primer militar en obtener un amparo contra una disposición del nuevo reglamento del Issfam, en vigor desde mayo del 2013, que le impedía ascender al grado inmediato al retirarse por edad límite.

El juicio es seguido con atención por muchos militares en situación de retiro y quienes están próximos a dejar el activo, pues un fallo a favor sentaría un precedente para que también interpusieran un amparo y se les reconocieran todos sus derechos y beneficios que trae el ascenso que se les otorga al jubilarse. El caso llegó a la SCJN porque la Sedena no acató a plenitud el fallo y Martínez Villalobos tiene grado de general de brigada para efectos de cobro de su pensión, pero sigue siendo brigadier en sus documentos e identificaciones militares, como muchos otros.

En la sesión de este miércoles 27 de abril, los magistrados dejaron nuevamente "en lista", y sin fecha para discusión, el recurso de inconformidad 808/2015 del quejoso, en contra de la resolución J.A. 1280/2014 del 1 de junio de 2015, emitida por el Juzgado 16 de Distrito en Materia Administrativa, en la Ciudad de México, mediante la cual declaró cumplida la ejecutoria, es decir, el amparo que posibilita a Martínez Villalobos portar la segunda estrella de general de brigada. 

En su momento sus abogados hicieron públicos sus argumentos sobre el porqué se le debe otorgar el ascenso. "¿Por qué debe de concederse el grado inmediato al personal militar que se retira por edad límite o por solicitud con más de 20 años de servicio?", preguntaron. Estas fueron algunas de sus respuestas:

  • Porque así lo establece el artículo 27 de la Ley del Issfam.
  • Porque un reglamento no puede estar por encima de una ley.
  • Porque la ley no opera de manera retroactiva en perjuicio.
  • Porque no puede legalmente tener dos grados, aun cuando se esté en situación de retiro, de conformidad a la Ley de Ascensos y Recompensas.
  • Porque no es cuestión económica.
  • Porque algunos servicios tienen grado tope, según el artículo 28 de la ley del Issfam.

Demorar la resolución solo aviva las conjeturas, rumores, algunos descabellados, como el que la Sedena da línea a los magistrados. Entonces, ¿por qué no emitir el fallo de una vez?  

Anexo "1"

Batalla en otros frentes

Metido en la política, en 2015, el general Martínez Villalobos hizo campaña mientras su juicio contra la Sedena se desahogaba en tribuales colegiados y fue electo presidente municipal de Apaxtla de Castrejón, Guerrero. Ahora, no solo batalla para obtener lo que considera un derecho ganando en su trayectoria en el Ejército mexicano, sino también con algunos de sus gobernados que le acusan de irregularidades en su administración. 

El pasado l11 de abril, un grupo de personas lo mantuvo retenido durante ocho horas en el palacio municipal de esa población del norte de Guerrero. Además, en diciembre de 2015 denunció el 'levantamiento' de algunos pobladores por parte de grupos armados.

No la tiene fácil el general, ni en la Corte ni en el municipio que gobierna. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios