22 de Septiembre de 2018

Opinión

El gran traidor

“Es mi hermano” gritaba a los cuatro vientos Rafael Kantún Ávila. “Juntos empezamos en la política hace más de doce años en Solidaridad y juntos hemos crecido”...

Compartir en Facebook El gran traidorCompartir en Twiiter El gran traidor

“Es mi hermano” gritaba a los cuatro vientos Rafael Kantún Ávila. “Juntos empezamos en la política hace más de doce años en Solidaridad y juntos hemos crecido”. En ese entonces era el síndico del ayuntamiento de Solidaridad y Filiberto era el presidente municipal. 

Las sonrisas, las carcajadas de Rafael Kantún reflejaban felicidad y aparentaban una gran amistad, sobre todo lealtad a su amigo de toda la vida, por eso fue elegido para quedarse como presidente municipal interino en Solidaridad, mientras su mancuerna política iba en busca de una diputación, pero ¿quieres conocer a Rafael?, no solo vive con él, espera a que tenga poder. 

Y así pasó, el amigo se transformó, el poder lo enfermó de soberbia, sintió que le salió pelo y se convirtió en príncipe conquistador dándole la espalda a su gran amigo y al equipo político de ambos, que empezaron desde abajo con ellos dos. 

La historia de Rafael Kantún Ávila no es la única que hemos visto y que veremos, hay muchos ejemplos de políticos ingratos con poco cerebro que no se dan cuenta que el poder es algo efímero y que después de sentir el cielo caen al piso y dependiendo de su comportamiento pueden caer en un parque con césped o en una cloaca. 
¿Será que todos los que conocen de cerca a Rafael Kantún, nadie le pueda decir?, ¡despierta!, solo te quedan dos meses de presidente y después ya no serás nada, porque en Playa los políticos y políticas de Solidaridad  tienen memoria.

Las traiciones han sido habituales en los terrenos de la política, pero en el caso de Rafael Kantún es imperdonable porque ha mordido la mano del amo que hizo posible su fortalecimiento político, hasta ser opción política.

Los desencantos a fin de cuentas son inevitables en estos dominios, y la traición de Rafael Kantún quedará inscrita en la historia negra de nuestra política. Y vaya que tenemos ejemplos de este tipo de acciones abominables de elementos que muestran su rostro sin maquillaje.

A nivel presidencial recordemos el caso Ernesto Zedillo, quien de inmediato traicionó al hombre que lo encumbró como candidato a la muerte de Luis Donaldo Cosolio: Carlos Salinas de Gortari, quien fue convertido de golpe y porrazo en el villano favorito de los mexicanos, por decisión de un Presidente que de esta manera desvió la atención, ocultando sus enormes e imperdonables errores, entre ellos el de diciembre que desestabilizó política y financieramente a nuestro país. Pero esa es otra historia que sirve de antecedente para describir certeramente lo que está pasando en los dominios de nuestro Caribe.

Se trata de tenebrosos episodios de nuestra política que seguiremos presenciando, lamentablemente. Hasta pronto, amigos lectores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios