22 de Septiembre de 2018

Opinión

El "jogo" bonito con gongorismo incluido

Un acto humanitario como el de Góngora 'Quiñá Quiñá' Pimentel que, en sus más íntimas revelaciones, dejó saber que quiso llevar a sus hijos al Teletón.

Compartir en Facebook El "jogo" bonito con gongorismo incluidoCompartir en Twiiter El "jogo" bonito con gongorismo incluido

Hijo, hasta los penales, el Italia-España era un canto al anticlímax. De hecho, estaban más emocionantes las marchas afuera de los estadios brasileños. Digo, si el Mundial va a estar así de aburrido, me temo que los aficionados se van unir a las manifestaciones. Para protestar contra el mal futbol y, de paso, contra la FIFA, que es peor que el FMI, que, a fuerza de anatocismo y capitalismo salvajemente tecnocrático, tiene más propiedades que Robero Deschamps, el innombrable de la reforma energética.

Y es que la trukulenta historia de kapitalismo no tiene llenadera, deberían de dejar algo aunque esté pa´l perro. Un acto humanitario como el de Góngora Quiñá Quiñá Pimentel que, en una de sus más íntimas revelaciones, nos dejó saber que quiso llevar a sus hijos al Teletón. Supongo que para que se los cuidaran mientras tenía a la madre de los niños en el tambo.

Bueno, cómo estaría la cosa que en vez de checar el partido entre el catenaccio italiano y el tiqui taca español, se ponía mejor la cosa siguiendo la telenovela del químico Yo sí me llamo Granier. Sobre todo cuando te das cuenta que desde La Quina hasta Jorge Díaz Serrano, pasando por todos los funcionarios acusados de peculado, malversación y gandallismo, recurren a un mismo machote para denominarse buenos, santos y puros: esto es un compló, un linchamiento electorero, no me perdonan ni la probidad ni el éxito, no soy yo cuando tomo. Cualquiera diría que hizo estos protocolos el mismo que diseñó las reformas estructurales.

O la dicha inicua de ver cómo se matan el TEPJF y los priistas por el nombramiento del nuevo consejero del IFE. Y es que después de los actos de prestidigitación política de Sergio García Ramírez, donde se comportó cual sicario del PRI, van a querer poner a Chuy Corona para que pare los goles de Beltrones Superstar.

¿Y no estaría mejor que, en vez de discutir tanta nimiedad, en San Lázaro debatieran sobre cómo subirle el sueldo a los afanadores que ganan mil 260 pesos quincenales?

En lo particular yo pondría en ese puesto a un gran compatriota: el ex góber de Aguascalientes, Luis Armando Reynoso Femat, que en el mejor estilo granieresco llevó al estado a la ruina, pero que educó a su hijo como papaloy y gran organizador de reventones de campeonato. Tan así que, de haber conocido sus shows, habrían hecho llorar de envidia al party animal de Berlusconi, ese gran catador de orgías.

Puro jogo bonito.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios