13 de Diciembre de 2017

Opinión

El juego de las sillas

Hago referencia a este antiguo juego porque parece que este juego empieza a ponerse de moda en la élite política estatal.

Compartir en Facebook El juego de las sillasCompartir en Twiiter El juego de las sillas

Seguramente usted recuerda  o ha jugado el juego de las sillas, donde hay menos sillas que participantes y poco a poco se van quitando sillas hasta quedar dos jugadores y una sola silla.

Hago referencia a este antiguo juego porque parece que este juego empieza a ponerse de moda en la élite política estatal.

Recordamos que la integración del gabinete de Zapata Bello no fue completa, ya que aún quedan algunos secretarios heredados de la administración anterior, cuestión que debe obedecer a la estrategia política para no frenar el funcionamiento de las dependencias ni experimentar con personajes nuevos en cargos muy delicados.

Uno de estos cargos es la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), encabezada por el prestigiado investigador doctor Eduardo Batllori Sampedro, perteneciente a las filas del Cinvestav y experto en temas socio-ambientales en la costa de Yucatán, quien representó un pilar de fuerza en los aspectos ambientales abordados por el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, hoy secretaria general del PRI.

Batllori Sampedro ha sorteado de buena manera muchas situaciones polémicas en torno a decisiones sobre proyectos ambientales que fueron promovidos durante la pasada administración  y que, a decir verdad, en algunos casos le restaron fuerza al científico ante sus propios colegas ambientalistas.

El Dr. Batllori ha demostrado no sólo capacidad en el puesto sino también lealtad hacia su superior. Otros casos son los del MVZ Raúl Godoy Montañez, al frente de la Secretaría de Educación, y Dr. Álvaro Quijano Vivas, en la de Salud, puestos claves y políticamente muy importantes.

Pero hoy el juego de las sillas entra en funcionamiento para determinar a quienes serán designados al frente de las diferentes delegaciones federales que igual representan un importante apoyo para el gobernador, pues tener gente allegada en estos puestos le dará la facilidad de desarrollar proyectos con el apoyo del gobierno federal en beneficio de los yucatecos.

Para suceder a los actuales delegados ya han salido varias listas y en todas se nota una lucha por intentar un balance en los grupos políticos.

Listas van, listas vienen y mientras quienes toman estas decisiones deshojan la margarita en las oficinas federales, la incertidumbre gana terreno y los trabajadores, además de padecer un congelamiento de sus sueldos desde hace 12 años (los sexenios encabezados por el PAN), han tirado la moneda al aire y empezado a hacer sus quinielas.

Una de las listas que considero más cercanas a la realidad de la sucesión es la publicada en días recientes en este periódico, donde aparecen políticos de altos vuelos y polluelos sin la capacidad de ocupar un puesto de esta magnitud, pues una delegación federal representa una liga directa con los titulares a nivel nacional y por ende una estrecha relación que sirva para desarrollar proyectos importantes y necesarios para Yucatán.

En dichas lista se notan algunas lógicas inmediatas, por ejemplo se menciona que al frente de la delegación de la Sedesol estaría Liborio Vidal Aguilar, político que siempre ha estado ligado a este sector; para la CDI se menciona a Abigail Uc Canché, ex directora del Indemaya que, de ser así, seguiría los pasos de la actual, Diana Canto Moreno, que pasó por ambas oficinas.

En el sector ambiental se menciona a personajes casi todos con amplia carrera política y pertenecientes al PRI, pero hay que tomar en cuenta que el nuevo secretario de Medio Ambiente del gabinete de Enrique Peña Nieto pertenece a la corriente del partido Verde Ecologista y el también querrá negociar con Rolando Zapata la ubicación de gente de su partido en estos puestos para darle espacio a quienes no lograron un lugar en los gabinetes estatal y federal y que participaron activamente en la coalición que llevó al PRI  al poder.

La moneda está echada y el tiempo sigue corriendo, pero de buena fuente sabemos que en breve serán designados los delegados federales para que antes de que acabe el año puedan ocupar las sillas y empezar el 2013 con su propio plan de trabajo.

Confío en que Zapata Bello designará o apoyará a los mejores personajes para ocupar estos cargos y que se sumen realmente al trabajo de ambos niveles de gobierno, pues si alguien sabe de conciliar y negociar con certitud es Rolando Zapata. Mientras tanto la música sigue sonando, los personajes rondando y las sillas siguen sobrando.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios