20 de Septiembre de 2018

Opinión

El juguete del Alux

Un joven alemán visitó la cueva Xpukil y durante el recorrido vio una piedra redonda que le gustó y se lo llevó. Al llegar a su país murió de leucemia.

Compartir en Facebook El juguete del AluxCompartir en Twiiter El juguete del Alux

El 25 de enero de 2013, se transmitió por televisión un reportaje sobre un joven de Alemania que había muerto por haber visitado una cueva mexicana, específicamente la de Calcehtok, en el municipio de Opichén, Yucatán. Fui a ver al guía de la gruta, Rogelio Cuy Pech, para preguntarle sobre esto. 

El me platicó que un día llegó un joven alemán y pidió que lo introduzcan a la cueva Xpukil.  Durante el recorrido vio una piedra redonda que le gustó y, al salir, dijo al guía que se la iba a llevar. Rogelio le advirtió que estaba prohibido sacar algo de la cueva y que el “dueño” podría castigarlo. No pudo evitar que el muchacho llevase la piedra.

Ya en Alemania el joven tuvo leucemia. Asumió que era la consecuencia de haber sacado el objeto de Xpukil. Antes de  morir, contó a sus parientes todo lo anterior y les pidió que devuelvan la piedra a la cueva.

Muerto el joven, los parientes vinieron a Yucatán, localizaron a Rogelio y encabezados por un j’men realizaron el ritual de desagravio que cometió aquel muchacho. 

Al terminar el acto, el j’men les dijo a todos que aquella piedra que devolvieron a su lugar era el juguete del Alux. Al sacarla de allí, el ser sobrenatural se molestó mucho y produjo la muerte del joven.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios