22 de Septiembre de 2018

Opinión

El legado de Abuxapqui

Les comparto algunos antecedentes del ex alcalde capitalino Eduardo Espinoza Abuxapqui a su paso por el Club Campestre de Chetumal, A.C. y Club Campertre de Chetumal, S.A...

Compartir en Facebook El legado de AbuxapquiCompartir en Twiiter El legado de Abuxapqui

Les comparto algunos antecedentes del ex alcalde capitalino Eduardo Espinoza Abuxapqui a su paso por el Club Campestre de Chetumal, A.C. y Club Campertre de Chetumal, S.A. ambos referentes a una administración fraudulenta de unos cuantos millones de pesos conjuntamente con el contador Esparza y que Wadi Amar Shabshab amenazó con denunciar ante la autoridad, y el Consejo General de la S.A tuvo que votar en contra por el escándalo.

Apadrinado por el ex gobernador Jesús Martínez Ross, Abuxapqui formó posteriormente una agrupación denominada Esencia Quintanarroense con la cual tuvo acceso al PRI, para ser su tesorero y de ahí pescar una candidatura a presidente municipal en 2002, y de inmediato Secretario de Gobierno al inicio de la gestión de Félix González Canto; de inmediato diputado federal y diputación local, cuya curul cedió a Jorge Aguilar Cheluja, el “cerillito millonario”. Y de inmediato buscó por segunda vez y exitosamente la alcaldía capitalina.

Por su popularidad, la riqueza acumulada pasó desapercibida y desplazó a Ángel Rivero Palomo, a quien le había prometido esa candidatura el gobernador Roberto Borge.

Hoy la sociedad chetumaleña señala las trapacerías, supuestos fraudes, obras inconclusas, aparentes robos y no haber pagado a las instituciones las aportaciones de las prestaciones de los trabajadores del Ayuntamiento, así como faltantes de equipo de borrado de información de las computadoras.

Y muchas de estas transas las avalaron el Síndico Municipal Arturo Fernández Martínez, el Secretario General millonario y su presunto prestanombre, Jorge Aguilar Cheluja, así como los regidores de todos los partidos que evitaron denunciar o estaban en complicidad y hoy se lanzan con espadas flamígeras a acusar y amenazan con denunciar penalmente.

Abuxapqui dejó un desastre en Chetumal y comunidades con el abandono y promesas que de hecho sabía que no iba a cumplir: calles llenas de baches, alumbrado público por el que pagamos un cinco por ciento del consumo a la CFE, nomenclatura deficiente e  impresa en los postes de las calles, transporte urbano arcaico, recoja de basura sin camiones, panteón sin regulación municipal, el Jardines del Recuerdo, basurero municipal saturado donde prevalece la ley del monte y ya contamina por haber rebasado su capacidad.

En fin, es larga la lista de señalamientos que se podrían hacer y que el actual Gobierno Municipal de dos años tiene que afrontar y corregir sin dinero, porque Abuxapqui agrandó la deuda del Ayuntamiento y por ello el actual Cabildo debe denunciarlo administrativa y penalmente para que devuelva lo que se ha llevado y, en su caso, la procedencia de la inhabilitación para ejercer cualquier cargo público. Y..¡Al tiempo!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios