18 de Diciembre de 2018

Opinión

El León no fue como lo pintaron

Una fiera mansita y con campeonitis, fue la primera impresión que dio el conjunto esmeralda al inicio del torneo...

Compartir en Facebook El León no fue como lo pintaron Compartir en Twiiter El León no fue como lo pintaron

Una fiera mansita y con campeonitis, fue la primera impresión que dio el conjunto esmeralda al inicio del torneo.

Lo que no sabían es que el León no estaba manso, sino que buscaba otra presa y al no encontrarla tuvo que probar otra vez la carne de casa y ¡sorpresa! León es bicampeón del fútbol mexicano.

Pumas y sus aficionados ya no podrán presumir que son los únicos en conseguir dos estrellas consecutivas en los torneos cortos, de hecho si lo hacen será un discurso viejo y que sonará a excusa por no tener una buena temporada.

Lo que hay que reconocer son las similitudes del bicampeonato de ambos equipos, en primera los dos son de la familia de los felinos y después podemos encontrar que los dos lo hicieron al calificar como último lugar a la fiesta grande y que detrás de ellos estaba el hombre más rico de México, Carlos Slim.

Hoy podemos entender aquél dicho de que el “León no es como lo pintan”; literal, aquél manso felino, se volvió una fiera en la liguilla, matando a los grandes; Cruz Azul y Toluca.

Nadie contempló que si el rendimiento de los esmeraldas bajó en el torneo mexicano fue porque apostaron a la Copa Libertadores, pero al no ir más allá, enfocaron sus energías en el torneo local, aunando a que la suerte la traían al combinarse los resultados en la última jornada, mismos que le permitieron defender su corona.

Tres puntos a destacar: Continuidad, desde jugadores hasta cuerpo técnico, extranjeros efectivos, Mauro Boselli fue parte fundamental en las dos finales ante América y Pachuca.

Por último podemos decir “cría cuervos y te sacarán los ojos”, Pachuca rechazó a muchos de los jugadores que hoy son bicampeones, Luis Montes y Carlos Peña por mencionar algunos, ambos seleccionados nacionales y que le dieron el punta píe a su alma mater.

El trabajo, la constancia y continuidad, llevaron al club guanajuatense a obtener un bicampeonato, a un año de lograr su ascenso al máximo circuito, los que deben estar angustiados son los del Atlas, que hace más de 60 no consiguen una estrella.

Dudas, comentarios y anécdotas al correo [email protected] o sígueme en twitter @Amazariego85.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios