26 de Abril de 2018

Opinión

El patriotismo de los más ricos

Un comentarista de la revista Forbes ponía a Gerard Depardieu como paladín de las libertades.

Compartir en Facebook El patriotismo de los más ricosCompartir en Twiiter El patriotismo de los más ricos

Un comentarista de la revista Forbes (la que lleva la tabla de honor de los más millonarios entre los más millonarios) ponía a Gerard Depardieu como paladín de las libertades, en su artículo titulado “Depardieu muestra el exilio fiscal como defensa”. Para el analista de Forbes, de legítima defensa.

Vale la pena recordar que el famoso actor francés decidió, primero, volverse belga y, por último, volverse ruso gracias a un “verdadero” demócrata que no piensa subir los impuestos a los ricos. “Putin ya me ha enviado un pasaporte”, declaró.

Como el Primer Ministro francés Jean-Marc Ayrault había calificado la decisión como patética y antipatriótica, el analista de Forbes considera que, “elegantemente devolvió el golpe. Depardieu escribió: ‘Le mando mi pasaporte y la tarjeta del seguro social que nunca he usado’.”

Este round lo había tenido, con menos elegancia, el muy millonario Bernard Arnault que se ganó una portada del periódico Liberation: “Lárgate, rico de mierda”. Arnault demandó a Liberation y el periódico corrigió: “pobre de mierda”, famoso manera como el ex presidente Sarkozy se dirigió a un granjero que no quiso saludarlo.

Traigo a cuento todo este chismerío de los franceses porque la crisis de allá requiere de una reforma fiscal. Y la única forma para el crecimiento de acá pasa también por una reforma fiscal.

Por todos los vicios de nuestra demagogia y de la retórica nacionalista revolucionaria de las cuales no podemos desprendernos, en México creemos que cobrar impuestos es cosa de derechas cuando es exactamente lo contrario, y el comentarista de Forbes lo demuestra. Sólo sé de un rico auténticamente patriótico que pide más impuestos para los de su clase: Warren Buffett, 15º en la lista de Forbes.

Aquí no hay heroicos exilios fiscales porque los ricos no pagan impuestos. Los pagamos en la clase media cautiva y se le exprimen a Pemex. Las fórmulas para la evasión son múltiples, dentro de lo legal, y tan ingeniosas en lo ilegal que Hacienda tiene más agujeros que un ducto de Pemex.
Hoy lo patriótico, lo de izquierdas, es proponer una reforma fiscal sin demagogia que apunte a grandes empresas y percuta en los grandes capitales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios