21 de Mayo de 2018

Opinión

El peloteo del calendario escolar

En un giro de 180 grados, propone una ampliación a dos meses del receso escolar en julio y agosto argumentando que es una demanda ciudadana.

Compartir en Facebook El peloteo del calendario escolarCompartir en Twiiter El peloteo del calendario escolar

Resulta muy extraña la postura del sector empresarial de Yucatán, ya que, en los últimos años, ha cuestionado fuertemente la pobre labor docente y los bajos resultados de los alumnos en la prueba Enlace y ahora, en un giro de 180 grados, propone una ampliación a dos meses del receso escolar en julio y agosto argumentando que es una demanda ciudadana que traerá supuestos beneficios económicos, sociales y culturales a la población.

Si de “beneficios económicos” se habla, entonces es comprensible que el diputado blanquiazul Mauricio Vila conduzca la embestida empresarial que busca favorecer a hoteleros y restauranteros de la costa yucateca para asegurar e incrementar sus ganancias durante la temporada veraniega que desde el año pasado se vieron reducidas por efecto de los 200 días de clases y las sesiones extras del calendario escolar.

Inmersos en el ambiente futbolero, el peloteo del calendario escolar comenzó con el balón en el centro de la cancha; el saque inicial correspondió al Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán que, a quemarropa, se la “chutó” al gobernador Rolando Zapata para que la jugara en su terreno, sin embargo, después de varias declaraciones y quiebres de cintura el “Rolo” la reventó para el secretario de Educación, Emilio Chuayffet, que, desmarcándose inteligentemente, mostró los tachones puntiagudos y les advirtió: a mí nadie me la hace de chilena por lo que tendrán que ajustar su calendario a 200 días de clases y un mes de vacaciones veraniegas.

Los incesantes tiros a gol de los empresarios fueron atajados jurídicamente a la “Memo Ochoa”, la cerrada defensa de la SEP impuso su condición: 

“Cada entidad tiene la facultad de modificar su propio ciclo escolar pero  todos están sujetos a la norma oficial escolar”. 

El chicle no pegó y el peloteo perdió interés. Este México tiene que cambiar, no es posible que la reforma educativa impulsada por los legisladores panistas pretenda ser avasallada por intereses económicos de linaje azul ¿A qué están jugando?

Imponer una hora diaria más de clases, como se pide, afecta sensiblemente el horario de maestros y la organización de las escuelas de doble turno; además, causará perjuicios a los padres por el horario en que recogen a sus hijos a la salida de la escuela. 
¿O acaso, como empresarios, piensan darle dos meses de vacaciones a sus empleados para que vayan con su familia a la playa? ¡Qué ingenuos seríamos!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios