13 de Noviembre de 2018

Opinión

El PET en el Puuc (1)

La coordinación entre el INAH y la Sedesol ha reorientado este programa brindando una gran oportunidad para que las comunidades se reidentifiquen con sus raíces.

Compartir en Facebook El PET en el Puuc (1)Compartir en Twiiter El PET en el Puuc (1)

El Programa de Empleo Temporal (PET) lo ha estado desarrollando desde hace más de 15 años el INAH con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

Este programa, además de proporcionar trabajo a las comunidades que se encuentran alrededor de las zonas arqueológicas abiertas al público, contribuye de manera significativa con la limpieza y mantenimiento de las sitios visitables. 

El Programa de Empleo Temporal también capacita al personal para realizar actividades específicas que contribuyen en la conservación del patrimonio. Las actividades permiten la participación de hombres y mujeres de diversa edad debido a la variedad de actividades que se realizan. 

Los trabajadores de la tercera edad realizan la limpieza de edificios y plazas con escobas y el lavado de piedras que forman parte de los edificios. Otros deshierban la periferia de los edificios y eliminan plantas y vegetación menor que crecen en los edificios. 

Las jóvenes realizan labores más especializadas, como la eliminación de líquenes y moho de las paredes y fachadas de los edificios así como el rejunte de las piedras de recubrimiento, protección de pisos originales y aplicación de pisos de sacrificio para la conservación de los monumentos. También se realiza la restauración de flora y la identificación de plantas medicinales con la intención de crear a mediano plazo jardines botánicos en las  zonas arqueológicas. 

En la región Puuc se ha consolidado este programa y todos los años los pobladores de San Simón, Santa Elena, Opichén, etc. Se apuntan para realizar las labores, esperando siempre aprender y hacer mejor su trabajo. 

Es admirable el impacto social de este programa, ya que las comunidades quieren saber, apoderarse, recuperar lo que les corresponde por naturaleza.

La coordinación entre el INAH y la Sedesol ha reorientado este programa brindando una gran oportunidad para que las comunidades se reidentifiquen con sus raíces, ya que  permite que reconozcan su patrimonio, como una forma de acercarse a él y acabar con la idea de que son lugares destinados solamente a los turistas. 

Después de quince años da gusto escuchar de viva voz de los trabajadores que hoy con base en este y otros proyectos del INAH ya conocen mejor las zonas arqueológicas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios