19 de Noviembre de 2018

Opinión

El PET en Oxkintok

Esta labor es desarrollada con la ayuda de sesenta trabajadores del poblado de Maxcanú.

Compartir en Facebook El PET en OxkintokCompartir en Twiiter El PET en Oxkintok

En los últimos años hemos realizado limpieza y conservación en la zona arqueológica de Oxkintok con el Programa de Empleo Temporal (PET). Hace cuatro años, este sitio se encontraba algo abandonado.

Después de algún tiempo, se planteó un programa de acondicionamiento de las instalaciones, que proporcionaran los servicios básicos para los visitantes que acudieran al lugar. Hoy se cuenta con una unidad de servicios, con un diseño inspirado en la forma que tiene la casa de palma y bajareque, conocida en maya yucateco como xa’anil nah, con baños, un área de descanso y un espacio con servicios para el personal encargado del sitio arqueológico. 

A la par, se desarrolla un programa anual de limpieza para apoyar las labores cotidianas del personal de base; esto incluye la apertura  de la guardarraya que envuelve el perímetro del núcleo principal del sitio, con la intención de evitar que un eventual incendio afecte el área de monumentos. 

Otra de las actividades que se realizan es la limpieza de los monumentos que incluye el chapeo en el perímetro y sobre los monumentos. La poda de pasto en las plazas y entre los conjuntos arquitectónicos.

En determinada época del año, los accesos al sitio se cubren debido al crecimiento de zacate y arbustos. En este caso nos damos a la tarea de chapear y deshierbar la orilla del camino para despejar el acceso a la zona arqueológica.

También hemos estado aplicando pisos de sacrificio en la superficie en algunos basamentos, escalinatas y altares de los grupos Ah Dzib, Ah Canul y Ah May. La aplicación de estos pisos a base de cal apagada son acciones que nos garantizan una mejor conservación de los monumentos debido a que no se interna el agua de lluvia a los núcleos, lo que a la larga produce la fatiga de los materiales pétreos y propicia la aparición de diversa patologías que afectan gradualmente a los monumentos. 

Al mismo tiempo, se protegen los fragmentos de pisos originales cubriéndolos con estos materiales que reproducen los mismos componentes que emplearon los constructores prehispánicos. También  se recupera el aspecto que tuvieron los monumentos en la época prehispánica.

Esta labor es desarrollada con la ayuda de sesenta trabajadores del poblado de Maxcanú, liderados por don Wences, y personal especializado adscrito a la Ruta Puuc con un programa previamente establecido por el INAH y aprobado por Sedesol. 

Este tipo de programas beneficia directamente a la comunidad y conserva el patrimonio para el disfrute de los visitantes que acudan a Oxkintok.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios