17 de Diciembre de 2017

Opinión

El “plan B” de Calderón

En caso de concretarse el muy probable veto estudiantil, a don Felipe de Jesús le quedarán pocos sitios en donde no se sienta como víctima colateral.

Compartir en Facebook El “plan B” de CalderónCompartir en Twiiter El “plan B” de Calderón

Al final de lo que fue una tersa y aterciopelada transición presidencial, arrancó la temporada de caza contra el ex presidente Felipe Calderón. Tundirlo está de moda, y a la causa han cooperado hasta en el PAN, donde buscan que sienta un terror similar al de quedar en medio del fuego cruzado.

A Gustavo Madero, Miguel Ángel Osorio Chong, Jesús Murillo Karam y Humberto Moreira, se unió un grupo de más de seis mil estudiantes de la Universidad de Harvard, que piden a sus autoridades que retiren la oferta laboral como docente a Calderón.

En caso de concretarse el muy probable veto estudiantil, a don Felipe de Jesús le quedarán pocos sitios en donde no se sienta como víctima colateral. Uno de ellos, y desde nuestra óptica el más sensato “plan B”, es el de fundar su propio partido político.

Antes que nada, señor licenciado Felipe Calderón, quisiera disculparme por dejar de hablarle a un interlocutor ambiguo, para hacerlo directamente a usted. No se asuste, que esto no será una cursi carta abierta ni algo similar. Ahora que ya atrapé su atención, piense en las ventajas que formar su Güera (Güercos Ricos y Acartonados, ¿le gusta?) implicaría. Para empezar, su porfiado antagonista, López Obrador, seguro que ya maneja un Manual de Operación para fundar un partido que en plan no hard feelings le puede vender a precio Buen fin.

Tome en cuenta que tiene una base de colaboradores y fans bien colocados, tanto en el Congreso como en la IP, muchos de los cuales no se afiliaron al PAN por esperar una señal de su Gurú, o sea, usted, para dejar que los asalte el síndrome Martí Batres.

Vamos, don Felipe, usted ni siquiera tiene que comprobar gastos, ya que todos conocemos el asunto de la anhelada pensión vitalicia que ya quisieran Mariano Rajoy o el góber morelense Graco Ramírez, quien para el 2013 ni aguinaldo alcanzará.

Pero lo más importante es que tendría la posibilidad de ver face to face a sus detractores, cuyo número crece de manera exponencial. Si enfrentó a chapos, zetas, arellanos, foxistas y demás lacras, ¿a poco no podrá venir a echarse unos debatitos con quienes lo odian?

La audiencia, un poco harta de tanta diplomacia en el inicio de la era Peña, se lo agradecerá.

Twitter: @juansinatra
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios