22 de Junio de 2018

Opinión

El PRD autista o solipsista o…

Pemex está en quiebra técnica, sus deudas son mayores que todo el valor de sus instalaciones.

Compartir en Facebook El PRD autista o solipsista o…Compartir en Twiiter El PRD autista o solipsista o…

Leí con asombro un tuit de Pablo Hiriart, amigo, director de La Razón, en la que apostaba con el secretario general del PRD a que el Presidente Lázaro Cárdenas había permitido contratos con particulares para la explotación del recién (1938) nacionalizado petróleo. Si era falso, Pablo se retiraba del periodismo. Si era verdad, el secretario del PRD renunciaba a su cargo.

Eso prueba que el PRD vive lo que en medicina se llama autismo y en filosofía es solipsismo. Solus ipse: sólo yo mismo. Nomás ellos existen, se leen a sí mismos en su diario y su semanario y quedan admirados de sus razonables razones. 

¿Cómo alguien puede diferir? Es simple: le pagan por eso o defiende intereses vergonzosos o es parte de un plan maligno contra la Patria. Muy a fuerzas, pueden admitir que podría ser un caso de tontería extrema, un tonto  Pero eso tampoco los convence. Lo único seguro es que, si alguien difiere, sirve intereses de “la mafia del poder”, ya sea porque forma parte o porque le paga bien los servicios. Casi todos los así pensantes se han ido a Morena.

De ahí el asombro de que el secretario general del PRD, un Alejandro Sánchez Camacho, apueste lo más preciado y por lo que se dan a diario con la cubeta: la chamba.

La ley reglamentaria del Artículo 27 de la Constitución, promulgada por el Presidente Lázaro Cárdenas en 1939, no está en una bóveda secreta, ni se requieren las dotes de Snowden o WikiLeaks para espiar y publicarla. Ni siquiera debe uno molestarse en exigir el debido acceso a la información: está en Internet de acceso público y gratuito en la página de Gobernación.

1. Pemex está en quiebra técnica, sus deudas son mayores que todo el valor de sus instalaciones. No habría en el mundo entero ni un solo cliente que quisiera comprar eso.

2. Nadie ha mencionado esa venta, ni en el PRI ni en el PAN ni en partido alguno.

A quienes gritan “el petróleo no se vende” debería dárseles a comer un plato: el petróleo no sirve para nada más que no sea venderlo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios