16 de Noviembre de 2018

Opinión

El problema de la basura

Una gran cantidad de residuos sólidos son dispuestos (tirados) directamente al mar, a veces por la marcada indiferencia de las personas.

Compartir en Facebook El problema de la basura Compartir en Twiiter El problema de la basura

Cada vez escuchamos hablar con más frecuencia del exceso de habitantes en el planeta y también cada vez es más frecuente escuchar que se habla de los daños al ambiente y de qué nos espera en un futuro.

En el año 2008, en un programa televisivo de los Estados Unidos, el fundador de la cadena de televisión CNN, señor Ted Turner, declaró que “el calentamiento global es sin duda producto del exceso de personas que habitan este planeta”, por lo que se pronunció por “estabilizar el incremento de la población de una manera voluntaria: todos en el mundo tienen que ajustarse a la idea de tener como máximo dos hijos”, declaró.

Si nos ponemos a analizar esta llamativa declaración, seguramente podremos llegar a entender de alguna manera la política de un país como China, donde se establece la fórmula de un solo hijo por familia.

En un trabajo escolar realizado por un alumno de una secundaria estatal sobre los residuos sólidos y su destino final, encontré algunos datos que me parecieron interesantes y que además llegaron a preocuparme de manera especial por las comunidades establecidas en la costa yucateca. Como es bien sabido por todos, el yucateco tiene como tradición cultural disfrutar cuando menos dos veces al año de las hermosas playas que bañan la espléndida península de Yucatán y muchos incluso procuran permanecer en las mismas en ocasiones hasta dos o tres semanas, sobre todo en la llamada temporada de Verano.

Adentrándome en estudios realizados para una dependencia del gobierno federal encontré que una gran cantidad de residuos sólidos son dispuestos (tirados) directamente al mar, a veces por la marcada indiferencia de las personas y otras, según testigos, por la falta de botes para depositarla. Usted, amigo lector, se ha preguntado ¿cuánto tardan los residuos sólidos en degradarse por sí solos? Creo que en ocasiones ni se lo imagina, aquí le presento unos datos por demás interesantes a este respecto.

Según resultados de estudios y tomando en cuenta las características propias del agua de mar, el proceso de degradación siempre va acompañado de contaminación; por ejemplo, una lata de aluminio tarda alrededor de 200 años en degradarse, una rejilla plástica para bebidas unos 400 años, un hilo de pescar cerca de los 600 años, una famosa y popular botella plástica de refresco (botella de PET) 450 años, una porción de manzana unas dos semanas, una bolsa de plástico de 10 a 20 años, un pañal desechable alrededor de 450 años, un pedazo de madera de 1 a 3 años y así sucesivamente con todos los demás tipos de residuos.

La relación mencionada anteriormente corresponde a productos encontrados durante los estudios, y que a final de cuentas nos ayudó a conocer la dinámica de la descomposición de residuos de diversos materiales, expuestos a la salinidad, la corrosión y la humedad del cuerpo de agua estudiado, o sea nuestras hermosas playas yucatecas. Los sociólogos estiman que de continuar el crecimiento desmedido de la población se aumentará también la cultura del consumismo y al aumentar el consumismo aumentarán también los niveles de contaminación en el planeta.

Es un hecho que las nuevas generaciones tendrán que enfrentarse a muchos cambios, pero serán precisamente esas nuevas generaciones quienes podrán compartirle a los adultos las acciones de mitigación del cambio climático de una manera más natural, aprendiendo los conceptos desde la educación ambiental con temas claros sobre el calentamiento global, la afectación de la especies y las consecuencias del daño al entorno ambiental de una manera más clara.

Habitamos el planeta Tierra cerca de 6,500 millones de seres humanos y todos podríamos vivir mejor si nuestras acciones estuvieran encaminadas a alcanzar el bien común, idea pretendida por muchos y en muchas generaciones. Considero que es momento de ponernos muy atentos a nuestros hábitos de consumo, implementar en nuestra rutina de vida la cultura de la separación y el reciclaje adoptando de manera más seria la regla de las 4 R: Reducir, Reutilizar, Reciclar y Responsabilidad, y así aminorar el desgaste que ya está dando problemas a esta gran canica azul, nuestro planeta. ¡Reciclando, todos salimos ganando!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios