15 de Diciembre de 2018

Opinión

El reto: convencer a jóvenes

Sin duda el reto es convencer a jóvenes, quienes representan el 48 por ciento del padrón electoral si se considera a los que tienen entre 18 y 34 años de edad.

Compartir en Facebook El reto: convencer a jóvenesCompartir en Twiiter El reto: convencer a jóvenes

Sin duda el reto es convencer a jóvenes, quienes representan el 48 por ciento del padrón electoral si se considera a los que tienen entre 18 y 34 años de edad. Es un grupo crítico, escéptico, determinante.

Los datos demuestran la importancia: el Padrón Electoral total en Quintana Roo es de 987 mil 442 ciudadanos, de los cuales 21 mil 744 tienen 18 años de edad; 26 mil 130 tienen 19 años; 143 mil 951, entre 20 y 24 años; 145 mil 914, de 25 a 29 años, y 138 mil 376, de 30 a 34.

El trabajo de convencimiento lo realiza hace tiempo el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) con al menos dos programas permanentes, apuntalados con material didáctico y recursos durante los procesos como el que está en curso.

“Construcción de Ciudadanía” y “Pregúntale al Ieqroo” son los esquemas vigentes. Es una labor hacia el exterior, dirigida sobre todo a estudiantes, los más críticos, aunque muchos desinformados, apáticos o con prejuicios inculcados en casa. Por ello las baterías apuntan a dicho sector, donde se procura fortalecer la cultura democrática para vencer al abstencionismo, el rudo enemigo a vencer.

¿Qué se ha hecho? Visitas guiadas para alumnos, quienes han participado en simulacros de elección, discutido sentencias históricas e incorporados a círculos de lectura para analizar desde Kant, Hegel y Sartori, hasta Miguel Carbonell y otros autores contemporáneos.

Puertas afuera, han desarrollado encuentros universitarios, que según se percibe en redes sociales y en la página oficial del Instituto, provocan el mayor impacto en beneficio del proyecto.

Durante estas charlas informativas se detecta a líderes de opinión cuyo perfil facilita la difusión oficial, la información dura, la cual debe permear hacia miles de compañeros. Se les regala libros de especialistas en la materia para que después de dos semanas o un mes se reúnan a comentar, debatir y proponer. En estas participan además catedráticos, consejeros y miembros de la junta general. Debe destacarse la actitud desinteresada de los consejeros, quienes si bien en algún momento fueron nombrados por una fracción partidista, en estos encuentros comparten información ajena a partidos, reivindicando su función ciudadana.

El presidente consejero del Ieqroo, Jorge Manríquez Centeno, y su equipo de colaboradores cercanos, han logrado la participación de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), la Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (Uimqroo), La Salle, Anáhuac y la Universidad Interamericana para el Desarrollo (Unid), entre otras, en las cuales incluso han impartido diplomados.

En su calidad de vicepresidente de la Asociación Nacional de Consejeros y Consejeras de los Organismos Electorales de la República Mexicana, ha tenido acceso a programas internacionales y estudios especializados en el ámbito, facilidad para sostener contacto directo con funcionarios del Instituto Federal Electoral, y aprender de valiosas operaciones políticas, como la operación de urnas electrónicas de Chihuahua, adquiridas gratuitamente por el Ieqroo para los ejercicios antes descritos.

Debido a su rol también de catedrático, Manríquez escucha quejas y aportaciones en terreno, de viva voz. Para robustecer esa faena se ha aliado con maestros cuya vocación de servicio es admirable, como la del maestro de la Uqroo, Carlos Barrachina, y otros que la desempeñan sin costo en talleres y clases dirigidas.

A ello se suma una difusión obligada en redes sociales. En Facebook y Twitter mantienen una intervención activa porque son las plataformas ideales para responder con prontitud los cuestionamientos y captar las críticas constructivas.

Esto es reforzado por Radio Ieqroo, herramienta que divulga la información oficial mediante entrevistas y programas ad hoc. Por lo mismo, su barra programática ha sido paulatinamente ajustada para llegar a este grupo de forma amena.

Ha sido un compromiso común, de equipo, ajeno a partidos políticos, sin intereses ocultos, lo cual se agradece en estos tiempos definitorios.

En suma, la nueva dinámica despierta el interés de los jóvenes quienes ya conocen los pormenores de un proceso no exento de dudas por aquello de las candidaturas ciudadanas o la distritación. En la medida que siga siendo un trabajo profundo, equilibrado y transparente, el éxito será posible. Es un desafío enorme.

Por el bien de Quintana Roo y el país, ojalá que los jóvenes decidan ser protagonistas y no simples espectadores el próximo 7 de julio, cuando se elegirán a miembros de los 10 municipios del estado y los 25 diputados locales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios