13 de Diciembre de 2017

Opinión

El sanísimo ego de los priistas de Hidalgo

Esa intención de reinventar el país cada seis años implica, por supuesto, una buena dosis de vanidad, de creer que nadie sabe hacer las cosas mejor que uno.

Compartir en Facebook El sanísimo ego de los priistas de Hidalgo Compartir en Twiiter El sanísimo ego de los priistas de Hidalgo

Por inventar, cada seis años queremos reinventarlo todo. Hasta el águila del Escudo Nacional alguien quiso reinventar desde el poder de Los Pinos. Cada presidente llega con su logotipo y, por supuesto, con un lema: ahora transitamos el final de la época de “Vivir Mejor”, y en quince días comenzará la de juntos y pa’lante o algo así (no confundir con arriba y adelante).

Añeja tradición que aprendimos del verdadero priismo, cuando cada nuevo presidente tenía que dar señales inequívocas de que él no era igual a quien lo había nombrado candidato y después hecho presidente.

Esa intención de reinventar el país cada seis años implica, por supuesto, una buena dosis de vanidad, de creer que nadie sabe hacer las cosas mejor que uno. 

Esta semana, antes de ni siquiera tomar posesión, Enrique Peña Nieto y los suyos han dado una palpable demostración de que nada les duele en la vanidad, en el ego. Sobre todo a los nacidos en Hidalgo.

Para nadie será noticia que Jesús Murillo Karam —ex gobernador de Hidalgo—es cercano al presidente electo. Como le es, tal vez más, otro ex gobernador, Miguel Osorio Chong.

Murillo fue subsecretario de Seguridad Pública de Gobernación en la última época priista, hace catorce años. Y cómo no, en la lógica de nosotros sabemos más que todos, convenció a Enrique Peña Nieto de regresar Seguridad Pública a Gobernación. Secretaría que será, dicen los que saben, para el otro hidalguense, Miguel Osorio.

Murillo, Osorio y Peña obviaron un par de pequeños detalles.

Aquella Subsecretaría de Seguridad Pública no tenía nada que ver con la actual Secretaría de Seguridad Pública.

Por ejemplo, de ella dependían unos cinco mil policías, la mayoría de Caminos, por años la policía más corrupta del país. Hoy hay treinta y seis mil.

Tenía un par de miles de reos en prisiones federales; hoy hay 25 mil, y en diciembre el sistema federal podrá custodiar 50 mil. A eso habría que agregarle Plataforma México, la policía cibernética, las tareas de prevención del delito, las áreas de inteligencia y más.

Pero eso es nada para los de Hidalgo, nomás faltaba, así que también en la iniciativa de reforma, la dan formalmente a la Secretaría de Gobernación la tarea de coordinar al gabinete, hacer el seguimiento de las políticas de cada secretaría y convocar a las reuniones de gabinete.

La reforma propuesta por Peña Nieto no quita una sola función a la actual secretaría, es decir: “las relaciones políticas por parte del Ejecutivo federal con los poderes de la Unión, los órganos autónomos, las entidades federativas, los municipios, los partidos políticos, las asociaciones religiosas y otros actores y organizaciones ciudadanas.

Es esta secretaría la que por mandato de ley también contribuye con el Ejecutivo federal a dar sustento a la unidad nacional, a preservar la cohesión social y a fortalecer las instituciones de gobierno”.
Se encarga, por supuesto, de la normatividad de los medios de comunicación —tiene una subsecretaría solo para eso y RTC—; Notimex ya no es formalmente parte de la secretaría, pero esto aún no se
acaba.

De Gobernación depende Protección Civil, de ella depende el CISEN y los asuntos migratorios, incluido el Instituto Nacional de Migración, que, como sabemos, casi no está hecho pedazos.

También está en Gobernación el Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Secretaría Técnica para la Implementación de la Reforma del Sistema de Justicia Penal, que Peña se comprometió a seguir impulsando y que encara sus años más importantes. 

También depende de ella la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos. Ya otros han expresado cuánto sentido tiene que operen bajo el mismo jefe los que se supone que están ahí para proteger los derechos humanos y uno de los cuerpos policiacos con más quejas de violaciones a los mismos.

Por supuesto, de Gobernación depende, no está de más decirlo, el Diario Oficial de la Federación. Nos da nuestro CURP y reparte documentos de identidad. Apenas y llenará un par de días a la semana con esta chamba.

Días que podrían parecerse a: Oiga, secretario, se inundó Tabasco y piden que se les declare emergencia, el PRD está aquí para negociar lo de la reforma de Pemex, el gobernador de Colima trae un lío con los pescadores y viene en camino, tenemos reunión de gabinete económico, se fugaron tres reos del penal de Puente Grande, secuestraron a un mega empresario de Tijuana, la Iglesia Ortodoxa Evangélica quiere verlo, seis jefes de la policía andan recibiendo dinero de El Chapo, dice el CISEN que el EPR se reactiva y acá fuera, en Bucareli, los de Antorcha llevan tres días acampando, una televisora se robó la señal de otra…

Cualquier estudioso de la administración sabe que eso no puede acabar bien. Ni siquiera para alguien con el sanísimo y cultivado ego de alguien de Hidalgo.

Twitter: @puigcarlos

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios