21 de Septiembre de 2018

Opinión

El sistema agroalimentario (1)

Los saberes o sabiduría tradicional son: el uso de semillas nativas, los ciclos de la naturaleza, ritos y mitos, cosmovisión integral e integradora.

Compartir en Facebook El sistema agroalimentario (1)Compartir en Twiiter El sistema agroalimentario (1)

Hace unos días recibí un documento muy interesante de mi gran amigo Atilano Ceballos Loeza con una nota que decía: para compartir. 

En este escrito hace una reflexión sobre cómo concibe el sistema alimentario. Qué implica este sistema: acaparar tierras y privatizar agua y generar enfermedades como malnutrición, obesidad, cáncer, etc., pero también atentar contra la biodiversidad. Sólo alimenta vehículos y no personas. Lo peor es que degrada y explota irracionalmente suelos y además es altamente dependiente de combustibles fósiles. 

El sistema permite la especulación con los alimentos. Otro de los inconvenientes de este método es la gran capacidad de suprimir los saberes tradicionales, generar dependencia de corporaciones y además ser excluyente. En pocas palabras, ese es el sistema agroalimentario de hoy.

Deberíamos ver esa realidad desde otra perspectiva, como la que nos heredaron nuestros ancestros, y apegarnos a los conceptos del  ¡buen vivir–buen convivir! que actualmente practican los pueblos originarios abya yala, quechuas, aymaras, mapuches y kayowá, en el sur del Continente; misquitos, kachiqueles, quichés, mayas y otros pueblos, en Mesoamérica; pueblo laguna, sioux y cherokee, en el norte de América. 

Su existencia se debe en gran parte a su estrecho vínculo con la Madre Tierra, de quien toman racionalmente sus elementos para guarecerse, vestirse, medicinarse y alimentarse de sus frutos. A este entretejido vital los pueblos andinos le llaman sumak kausay o ¡buen vivir-buen convivir! En maya yucateco le decimos maalob cuxtal y también modo de vida sostenible.

Las estrategias que han utilizado los pueblos y naciones originarias han sido determinantes para que hayan podido transitar en el tiempo.

Después de un análisis, Atilano entiende que los conceptos de buen vivir y buen convivir se basan en cuatro estrategias de sobrevivencia que observa como un patrón regular en las culturas originarias o ancestrales.

Estas son: los saberes o sabiduría tradicional, el uso de semillas nativas, los ciclos de la naturaleza, ritos y mitos, cosmovisión integral e integradora.

Cada una de estas cuatro estrategias tiene un fundamento que permite una función,  de allí que se haya convertido en el motor generador de la civilización.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios