18 de Noviembre de 2018

Opinión

El Templo de los Guerreros de Chichén (1)

El interior del espacio conserva un conjunto de columnas alineadas sobre las que descansaba el techo o las bóvedas.

Compartir en Facebook El Templo de los Guerreros de Chichén (1)Compartir en Twiiter El Templo de los Guerreros de Chichén (1)

El Templo de los Guerreros es uno de los edificios que forman parte de los conjuntos arquitectónicos desplantados sobre la Gran Nivelación de Chichén Itzá. Esta impresionante construcción fue erigida entre los siglos X y XI d.n.e., consta de varios cuerpos escalonados en cuyos extremos se conservan entrecalles que le dan la forma piramidal. 

En su parte inferior presenta una serie de columnas alineadas que soportaban las bóvedas del edificio inferior, al fondo de la serie de columnas tiene una escalinata principal en el costado poniente y en la parte superior de la pirámide existe una plataforma sobre la que se desplanta un edificio superior que aún conserva su muro perimetral logrado con piedras careadas.

Un tercio del muro a partir del arranque está en talud, en tanto que el remate superior es vertical. Las esquinas están decoradas con mascarones de Chaac, el dios de la lluvia, en tanto que, en los paramentos, de manera alterna tiene cuadretes con representaciones de pájaro-serpiente.

El interior del espacio conserva un conjunto de columnas alineadas sobre las que descansaba el techo o las bóvedas. En el límite oriente se encuentra un altar rectangular soportado por tres hiladas de atlantes.

Cerca del remate de la escalinata principal se encuentra un trono que conocemos como Chac Mool, y se trata de una escultura que representa a un hombre acostado, apoyado sobre sus codos, con las rodillas dobladas y la cabeza girada hacia su izquierda, en su vientre se esculpió un plato sobre el que se colocaba a los hombres que se les extraía el corazón.

Como todas las edificaciones mesoamericanas, debajo del Templo de los Guerreros de Chichén Itzá se encuentra una subestructura muy semejante al existente pero, por supuesto, con dimensiones más pequeñas y que hoy se conoce como el Templo del Chac Mool.

El templo principal tiene una base cuadrada que mide aproximadamente 40 m por lado y una altura de 10 m. 

El estilo arquitectónico es considerado como un buen ejemplo de influencia de la cultura tolteca sobre la maya.

Durante la exploración del Templo de los Guerreros y su posterior restauración los arqueólogos encargados de su intervención consideraron conveniente dejar algunos espacios vacíos en su interior con el fin de aligerar la carga de las estructuras superiores.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios