19 de Septiembre de 2018

Opinión

El traidor de Bacalar

El municipio de Bacalar está en manos de sus peores enemigos, una suerte inmerecida para el municipio más novato...

Compartir en Facebook El traidor de BacalarCompartir en Twiiter El traidor de Bacalar

El municipio de Bacalar está en manos de sus peores enemigos, una suerte inmerecida para el municipio más novato de Quintana Roo, cuya clase política y población soñó tanto con asumir el rumbo de su destino.

José Alfredo “Chepe” Contreras Méndez mostró sus limitaciones que lo marginan de la conducción del municipio, aunque de todos modos se apoderó de una candidatura priista que debía ir a tono con la efectividad de un presidente del Concejo que fue designado y palomeado oficialmente por el Congreso, como fue el caso de Francisco Flota Medrano. 

“Chepe” Contreras no tiene ni la menor idea de la apasionante rutina de gobernar, y lo peor es que incrustó en posiciones clave a dos víboras de cascabel, capaces de hipotecar los colores de la laguna de Bacalar: Normando Medina Castro y Omar Escalante Musa, Secretario General y Tesorero, respectivamente.

Este trío uniendo fuerzas puede demoler lo que tanto trabajo le costó consolidar a Francisco Flota, ya que independientemente de que procedan de un municipio vecino carecen de las cartas credenciales para desempeñar sus funciones con pulcritud.

Normando Medina con su nuevo encargo es una provocación para cientos de bacalareños que han aguardado la oportunidad de servirle a su pueblo, y con impotencia contemplan el arribo de este tipo de engendros.

Como titular de la Comisión para la Juventud y el Deporte (Cojudeq), Normando Medina tan sólo ostentó la titularidad sin mover un dedo por el bien del sector, demostrando un insultante nivel de desprecio por el servicio público.

La suerte de este tipo de burócratas no deja de sorprendernos, ya que contra toda lógica amanecer en posiciones inmerecidas, acariciadas por bacalareños que en verdad aman a su pueblo y que no llegan con mentalidad de saqueadores.

Por su parte, Omar Escalante Musa representa un agravio para la capital del estado, ya que a su paso por la Oficialía Mayor del Ayuntamiento capitalino fue señalado como el artífice del fraude de las medallas patito entregadas a deportistas del sur.

Y mientras en Bacalar decenas de políticos aguarda su oportunidad y hace antesala, Omar Escalante Musa se desempeña como Tesorero de un Ayuntamiento que merecía el ascenso de políticos originarios de este municipio y ante todo limpios.

Por su parte, el alcalde capitalino Eduardo Espinosa Abuxapqui está enfrentando una situación más complicada de lo previsto, con impresionantes adeudos heredados por su antecesor, Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien hizo bien en borrarse del mapa por una prolongada temporada.

Lo grave es la falta de recursos que ha puesto contra la pared a la administración municipal, mientras la paciencia se agota en un sur colapsado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios