18 de Noviembre de 2018

Opinión

En boca cerrada... no entran poblemas

Si supiéramos qué decir y cómo decirlo, probablemente nos evitaríamos la inmensa mayoría de los problemas.

Compartir en Facebook En boca cerrada... no entran poblemasCompartir en Twiiter En boca cerrada... no entran poblemas

Uno de los errores que cometemos los directores o ejecutivos de las empresas es no controlar las palabras que salen de nuestra boca. Si supiéramos qué decir y cómo decirlo, probablemente nos evitaríamos la inmensa mayoría de los problemas que nos atañen en nuestro ambiente de trabajo. Pero, entre otras cosas, también carecemos de sensibilidad para identificar alguno de ellos y, en el peor de los casos, no les damos la importancia que merecen, ocasionando a su vez la imposibilidad de resolverlos como es debido.

Mencionado lo anterior, me permito enlistarte 5 pasos para que puedas resolver problemas en tu empresa e incluso en tu vida personal:

1.- Identifica el problema.-  Lo primero que tienes que hacer es identificar el problema, para poder actuar en consecuencia y así darle paso a la solución respectiva. No puedes resolver situaciones que no identificas o que no sabes de dónde nacen. 

2.- Elabora una lista de soluciones.- Una vez identificado, procede a hacer una lista de todas las posibles soluciones, ya sea con tu equipo de trabajo o por tu parte. Nada mejor que una lluvia de ideas para tener una mayor cantidad de opciones.

3.- Elige la mejor opción.- Cuando hablo de la mejor opción, hablo de la que te implique menor esfuerzo pero con mayor impacto y mejores resultados. Hay situaciones que las vemos más intensas de lo que en realidad son.

4.- Planea y actúa.- Desarrolla tu plan de acción para poner en práctica tu solución. Por muy sencillo que parezca, hay que dedicarle tiempo a planear el fondo y la forma de lo que vas a realizar para resolver con mayor probabilidad de éxito. No solo lo dejes en papel, actúa.

5.- Evalúa los resultados.- Siempre será conveniente que monitorees el resultado de la decisión que tomaste. El sentir de la gente y sus mismas acciones te darán un panorama de que tan acertada estuvo la decisión que llevaste a cabo.

Resolver problemas requiere de mucho tacto y de mucha iniciativa de tu parte. 

No olvides que los problemas no se resuelven solos, pero más importante es enfrentarlos sin perder el tiempo. Recuerda que el tiempo en tu empresa siempre se transforma en dinero. Toma las riendas de tu empresa y busca siempre resolver situaciones. Porque en boca cerrada… no entran problemas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios