24 de Septiembre de 2018

Opinión

En vivienda, primero la tropa

Desde hace algunos años existen programas para otorgarles facilidades y así asegurar un patrimonio para sus familias.

Compartir en Facebook En vivienda, primero la tropaCompartir en Twiiter En vivienda, primero la tropa

Antes, hasta un año tardaba la aprobación. Cuando menos, seis meses, y había que ir a México a realizar y/o agilizar los trámites. Ah, pero solo era de jefes para arriba. Muy raro que a un oficial subordinado se le autorizara, ya no digamos a la tropa. Incluso en las rentadas en las unidades habitacionales del Issfam tenían preferencia los jefes y oficiales. Eran tiempos en que se aplicaba el clásico “si alcanzare se le ministrará a la tropa”.

Aunque se cuenta con el Fondo de Vivienda, éste es más visto como un ahorro que se devuelve al ascender a oficial, causar baja o pasar a situación de retiro. Esto ha cambiado. De hecho, ahora la tropa es primero en la compra de vivienda, pues desde hace algunos años se establecieron programas para otorgarles facilidades y así asegurar un patrimonio para sus familias.

Y quién lo dijera, ahora hasta existe un Día Nacional de la Vivienda para las Fuerzas Armadas; el miércoles pasado se celebró en el Campo Militar número 1A en la ciudad de México. Ahí, los secretarios de Defensa y Marina anunciaron (y entregaron los primeros) apoyos a soldados y marinos con subsidios por un total de 580 millones de pesos para adquirir vivienda nueva o usada o remodelar la propia. Esto, en reconocimiento a la labor que realizan para proteger, salvaguardar y proporcionar seguridad al territorio nacional y a sus habitantes.

El beneficio es extensivo para militares retirados, quienes por esa misma situación ven disminuidas sus percepciones. Y si bien no es el único sector que ha sido favorecido con estas acciones del Gobierno, es de reconocer que los altos mandos han sido sensibles y receptivos a las demandas, particularmente de quienes ya no están en activo, muchos de los cuales no cuentan con vivienda propia.

Se cumple así con una premisa del mando para con los subordinados: procurarles el confort y seguridad para ellos y sus familias. Sun Tzu (El arte de la guerra), lo escribió así:

“Mira por tus soldados como miras por un recién nacido; así estarán dispuestos a seguirte hasta los valles más profundos; cuida de tus soldados como cuidas de tus queridos hijos, y morirán gustosamente contigo”.

Atención

Mención aparte merece el personal del Banco Nacional del Ejército y la Armada (Banjercito), que atiende con diligencia, y paciencia de Job, las solicitudes de todos y cada uno de los que desean “embarcarse” con un crédito hipotecario o de otra índole, dando puntual seguimiento a los trámites que deben cumplirse.

Hay, como en todo, filtros que deben pasarse, pero en promedio, en un mes, o dos cuando mucho, ya puede uno recibir el ansiado mensaje: “Banjército informa: Su solicitud de Banje-casa fue autorizada. Agradeceremos acuda a la sucursal más cercana”

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios