14 de Diciembre de 2017

Opinión

Encarar al vecino

Compartir en Facebook Encarar al vecinoCompartir en Twiiter Encarar al vecino

Debiera divertir el interés que despierta en algunos las elecciones del vecino, como si mucho estuviera en juego si es demócrata o republicano quien habite la Casa Blanca. México debe tratar al vecino sin complejos. Antes, el sistema político era motivo de reserva, hoy la inseguridad y la corrupción son causa de vergüenza. Sin embargo, el gobierno norteamericano ha cometido faltas que en mucho lastiman la buena relación.

Doce años de gobierno del PAN no han significado mejoría, al contrario. Quizá por la penetración del crimen organizado en la política, el gobierno y la economía, se han hecho concesiones que comprometen la soberanía nacional, responsabilidad del gobierno y del Senado de la República. Los acuerdos bajo la mesa son jurídica y políticamente inaceptables. Los tiburones de las agencias y departamentos norteamericanos deben ser mantenidos a raya.

El más visible de los golpes a México ha sido el operativo fracasado Rápido y furioso, aunque las revelaciones de WikiLeaks también tienen lo suyo. El país se ha quedado muy corto en exigir responsabilidades a las autoridades norteamericanas. La complacencia es inaceptable y es fundamental para el interés nacional que el gobierno de México demande sanción a los funcionarios que diseñaron o consintieron armar a criminales mexicanos con el muy discutible propósito de identificar la red criminal en el tráfico de armas de alto poder. Muchos, incluso norteamericanos, han sido asesinados con esas armas.

El presidente Peña Nieto debe investigar muy bien a sus futuros colaboradores para evitar que por sus faltas ocultas sean objeto de extorsión por los agentes norteamericanos y así evitar que sean obligados a una lealtad dividida. El nuevo gobierno debe lograr un trato de dignidad y auténtica colaboración basado en el respeto y la igualdad entre las naciones.

Es más lo que une que lo que separa a las dos naciones. En interés común de los nuevos gobiernos de ambos países, se debe dar una relación que atienda una de las causas más profundas de las dificultades entre las naciones: la desigualdad en México y la asimetría en desarrollo de los dos países. Recuperar el crecimiento es el inicio del camino.

Twitter: @berrueto

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios