17 de Octubre de 2018

Opinión

¡Engarrótenseme 'ai'!

En el aire se respira una atmósfera de pesada inercia, una calma chicha que no es tan chicha.

Compartir en Facebook ¡Engarrótenseme 'ai'!Compartir en Twiiter ¡Engarrótenseme 'ai'!

Cinco meses y medio de nuevo gobierno federal y cuatro y medio de nuevo gobierno en el DF y la impresión más visible es que a nivel autoridad todo se encuentra en un impasse, estático, paralizado, como si alguien les hubiese ordenado: “¡Engarrótenseme ai!”.

Salvo el “honroso” despido del titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, debido al affaire de la Lady Profeco, no ha habido una decisión firme del gobierno federal para poner un poco de orden en el desmadre en que se están convirtiendo algunas regiones del país. Por firme no quiero decir otra cosa sino el hecho de restablecer el estado de derecho en entidades como Tamaulipas, Michoacán y Guerrero, por mencionar los tres casos más urgentes y actuales. Lo de Tamaulipas es herencia del gobierno anterior y buena parte de lo de Michoacán también, pero a partir de este año, sobre todo en este último estado, así como en Guerrero, hay nuevos ingredientes que amenazan o ya de plano han producido la ingobernabilidad. No obstante, el impasse sigue ahí, quién sabe por cuánto tiempo.

En el caso del Distrito Federal, también se percibe una inmovilidad alarmante. Casi podríamos parafrasear al famoso libro de Wally y preguntar: ¿dónde está Miguel Ángel Mancera? Aquí, por fortuna, la situación no es tan grave en términos de seguridad, pero el contraste con lo que cotidianamente se veía y se sentía en el gobierno de Marcelo Ebrard sí me parece notorio.

En el aire se respira una atmósfera de pesada inercia, una calma chicha que no es tan chicha. Uno se sube a algunas líneas del Metro, como la 3, y se nota la falta de mantenimiento y hasta la suciedad. No sé si don Miguel estaba esperando ganarle la partida a René Bejarano en lo de la presidencia del PRD en la capital, pero ojalá que ahora que la ganó uno de los suyos, se empiece a ver más acción de su parte (porque si su tirada es llegar a Los Pinos, lo veo muy lento y demasiado discreto). Por lo pronto, ya anunció que sacará a los maestros acampados en el Zócalo…, “pero no sabemos cuándo”.

… y para cerrar con lo de Michoacán, lo único que deseo es que La Ruana no se convierta en la Ruanda.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios