25 de Septiembre de 2018

Opinión

Enlace, ejemplo

Ahora, los estudiantes recién evaluados deben exigir catedráticos que se comporten al nivel ofrecido por las universidades.

Compartir en Facebook Enlace, ejemploCompartir en Twiiter Enlace, ejemplo

Esta semana más de veinte mil estudiantes de nivel preparatorio yucateco realizaron, en una muestra de madurez y entendimiento, la Evaluación al Logro Académico en Centros Escolares. Sin aspavientos ni el temor que caracteriza a muchos de sus mentores, estos jóvenes prepararon con tiempo su examen e invirtieron cuatro horas para negociar los ciento diez reactivos. 

Excelente demostración de la cabal conducta del estudiantado, destacable especialmente cuando se permea en la sociedad  la mediocridad y rechazo de profesores a ser evaluados. Estos maestros no se dan cuenta que al esconder, como las avestruces, su vergüenza en un agujero ficticio, quedan al aire, ante la opinión pública, su ignorancia y dejadez.

El secretario de Educación Estatal, Dr. Raúl Godoy  Montañez, comentó que la prueba  es importante “para comenzar, en los próximos meses, un nuevo ciclo de revisión, actualización y análisis de la práctica académica en el aula (sic)”. Cabe mencionar que el Dr. Godoy no aclaró si este ambicioso ciclo lo realizará con la misma base educativa (donde existen profesores sin vocación, con plazas heredadas o compradas al menudeo al mejor postor), o empleará maestros evaluados, a la altura de los estudiantes mencionados.

Me encuentro muy complacido del carácter mostrado por los educandos para afrontar sus obligaciones, aceptando la responsabilidad que su participación requiere para  adecentar el sistema educativo y me congratulo por la  importante lección que han dado, especialmente a sus padres y sociedad en general. 

Ahora, los estudiantes recién evaluados deben exigir catedráticos que se comporten al nivel ofrecido por las universidades. Que al tiempo de ser considerados alumnos del plantel reciban trato de clientes,  acorde con las mejores prácticas de la calidad de servicio y que se mantenga el nivel durante toda su educación 
Ante esta lección juvenil, se me ocurre la conveniencia de elaborar otra prueba que pudiera llamarse  “Enlace Responsable Coordinador al Ciudadano”,  que abarque historia de Yucatán, situación económica, tejido social y oportunidades, etc. 

Esta debería ser aplicada a cualquier persona que desee ocupar un puesto público, evitando así el desempeño que  actores partidistas nos endilgan cada trienio. Que se publique la calificación obtenida y saber a qué atenernos. Vaya biem.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios