25 de Septiembre de 2018

Opinión

Epitafio: la cárcel

La agenda educativa la acordaba Gordillo Morales con Martha Sahagún y no con el titular de la SEP.

Compartir en Facebook Epitafio: la cárcelCompartir en Twiiter Epitafio: la cárcel

La historia, como la justicia, es siempre un asunto de otros, hasta que te alcanza. Florestán

No hubo quien no se sorprendiera con la captura y encarcelamiento de Elba Esther Gordillo, quien vivió durante un cuarto de siglo un mundo de excepción y privilegios desde que fuera encumbrada en el SNTE por Carlos Salinas, en abril de 1989, después de la defenestración de Joaquín Hernández Galicia, en enero de aquel mismo año, hasta este martes cuando tras ser aprehendida en el aeropuerto de Toluca, fue ingresada al penal de Santa Martha Acatitla.

A Salinas siguió Ernesto Zedillo, quien la conoció a su paso como secretario de Educación Pública (l992-93), y luego Vicente Fox. Con él y Marta Sahagún tuvo su clímax de poder e influencia, al punto que la agenda educativa la acordaba con ella y no con el titular de la SEP, y por último con Felipe Calderón, siendo aliada electoral de ambos panistas.

Con Peña Nieto lo fue al inicio de su campaña presidencial hasta que calibró los costos electorales y políticos, y rompió con ella a cambio de tener manos libres para tomar decisiones como la del martes en el aeropuerto de Toluca, con lo que terminó con 24 años de control sindical y educativo.

Ahora en desgracia, veo cómo, quienes íntimos que le fueron, algunos cómplices y beneficiarios tratan de salvar la cara condenando el procedimiento, buscando no verse en ese espejo que tanto les dio, incluso como autoridades en su momento, exigiendo un proceso justo y transparente, que en su momento no cumplieron, y la detención de otros como Carlos Romero Deschamps y Humberto Moreira, que los dos últimos presidentes tuvieron en sus manos y los dejaron ir.

En cuanto al debido proceso, debe ser difícil para el PAN reclamarlo cuando como gobierno fueron incapaces, como los desacreditan los casos de Florence Cassez, Jorge Hank, el michoacanazo, Greg Sánchez, jefes policíacos y otros.

Hoy Elba Esther está en la cárcel, lo que sería impensable sin la decisión del presidente Peña Nieto, decisión que no tuvieron sus antecesores.

RETALES
1. REGRESO.
En la operación que llevó a la captura de Elba Esther Gordillo fue fundamental la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Alberto Bazbaz;
2. AGENDA. Ahora se entiende por qué el presidente Peña Nieto canceló el martes su agenda pública: para dar seguimiento personal a la operación de captura de Gordillo; y
3. SUCESIÓN. Veremos cómo operan la sucesión en el SNTE a la caída de Gordillo. Está claro que ha habido acercamientos y que las huestes magisteriales no se van a levantar en su apoyo, como no lo hicieron en 1989, a la caída de Carlos Jonguitud y encumbramiento de la hoy presa en Santa Martha.

Nos vemos mañana, pero en privado

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios