23 de Septiembre de 2018

Opinión

Equidad de género: igualdad y diferencia

La igualdad exige trato diferenciado cuando es necesario, sea por diferencias biológicas o por la histórica desigualdad de poder entre géneros.

Compartir en Facebook Equidad de género: igualdad y diferenciaCompartir en Twiiter Equidad de género: igualdad y diferencia

Nuestra colaboración de la semana pasada sobre el avance de la mujer en las fuerzas armadas inquietó a más de uno, sobre todo en el aspecto de la competencia de las mujeres en algunas actividades. Un excompañero comentó: “Nunca serán iguales en constitución física. Esto lo hemos vivido en las operaciones”. Y concedemos, pero esto va más allá de diferencias físicas.

Alda Facio, experta internacional en asuntos de género y derechos humanos de las mujeres, explica en el marco del proyecto Superando obstáculos para la Transversalidad de Género en América Latina y el Caribe: “La igualdad entre mujeres y hombres marca diferencias entre los sexos, así como las etnias, las razas, las generaciones, etc. Hombres y mujeres son igualmente diferentes e igualmente semejantes; sus diferencias y semejanzas no son razón para que las personas exploten, discriminen, opriman o de alguna forma deshumanicen a otras”.

Aunque parece trabalenguas, la igualdad exige tratamiento idéntico y en muchas circunstancias. Por ejemplo, las mujeres requieren las mismas oportunidades que los hombres para ejercer su derecho a la libertad de expresión, a la representación política, al acceso a bienes y servicios, a la educación. Y esto es lo que están haciendo el Ejército y la Armada.

Pero la igualdad también incluye el trato diferenciado cuando es necesario, sea por diferencias biológicas o por la histórica desigualdad de poder entre géneros. La Constitución permite trato diferente entre mujeres y hombres respecto a las licencias prenatales, por obvias razones. Ese trato diferenciado lo observamos en diversas actividades militares; y es de suponerse que, por ejemplo, a bordo de los buques de guerra a ellas se les asignen camarotes y no sollados (dormitorios comunes para tripulación).

El tema es vasto y muy interesante. Por lo pronto, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cuenta --como la Marina-- con un programa que pugna por el respeto e igualdad de mujeres y hombres en sus filas, y lo resume así: “Lo que nos une es más fuerte que nuestras diferencias.

Para conocer más, en el número de noviembre de 2014 la revista electrónica de la Sedena publica el artículo: “Igualdad sustantiva: ¿Iguales o diferentes?”, de la capitán 2/o. Psic. Amparo Naranjo García y la Tte. Enfermera Nancy Cruz Salinas, en el que se hace una amplia exposición de la igualdad sustantiva y de jure. La publicación por sí sola es un referente de que en las Fuerzas Armadas la mujer tiene mayores oportunidades.

Felicitación

  • En ocasión del Día del Ejército celebrado ayer, enviamos una cordial felicitación a nuestros hermanos de tierra y aire que cumplen cada día con la misión de salvaguardar la soberanía nacional y preservar la seguridad interior del país. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios