25 de Septiembre de 2018

Opinión

¿Eres un avaro espiritual?

Podrías dar alegría a tus padres con un minuto de tu tiempo, amistad al amigo encarcelado, y estímulo al que cayó en la droga.

Compartir en Facebook ¿Eres un avaro espiritual?Compartir en Twiiter ¿Eres un avaro espiritual?

“Las alegrías más excelsas, variadas y duraderas son las espirituales”. Cierta es la frase de Schopenhauer y bueno es tenerla presente todos los días. Hay que dar muerte a todo lo que nos quita la vida espiritual, como la lujuria, la envidia, la pereza del alma. En fin, debemos hacer algo positivo con nuestra vida.

Hacer en este próximo mes de septiembre “algo que me haga mejor”, pues no hay que olvidar que ejercitar el alma es someter al cuerpo y luchar contra nuestra mentalidad negativa, es dominar el “Demonio” que llevamos adentro.

¿Te has preguntado: en qué se beneficia Dios en que tú sigas viviendo? El te dio la vida y espera que des fruto. ¿Estás dando frutos en tu entorno? o ¿eres un parásito espiritual que sólo les quita la ilusión a sus semejantes y vive en su egoísmo?, pues sólo habla de lo que le interesa y sólo goza con escuchar su voz. 

En tu casa no das amor, afecto ni comprensión, sólo pides y exiges eso de los demás. Te has preguntado: “¿si vivieras contigo, desearías permanecer a tu lado?”  Tal vez tu respuesta sea negativa, pues vivir contigo es el mismo infierno aquí en la Tierra.

Por eso, el día de hoy, Cristo te llama a hacer un cambio en tu vida y a dar un porcentaje de lo que él te dio. Dios sigue dándote salud, alegría en la naturaleza, conservando a tus seres queridos. Y tú ¿qué das? Podrías dar alegría a tus padres con un minuto de tu tiempo, amistad al amigo encarcelado, y estímulo al que cayó en la droga o el alcohol; podrías el día de hoy, entablar un diálogo sincero con tu hijo y decirle lo mucho que lo amas, o ¿ya se te olvidó que tienes esposa, hijos y seres que están esperando de tu amor? Tal vez mañana amanezcas muerto y al estar en tu ataúd, la frase muera en tus labios cuando murmures: “He vivido en vano, pues sólo busqué usar a los demás y nunca les di mi amor”.

No se te olvide: el que recibió mucho tiene que dar mucho. Hoy Dios te da una segunda oportunidad para volver a nacer en este mes de septiembre, y a dar frutos en tu hogar y en tu trabajo. Hoy puedes ser factor de dicha en tu entorno y generador de amor y de alegría, pues bien dice la Biblia: “La alegría del corazón constituye la vida del hombre, y el contento le prolonga el hábito de la vida” (Biblia-Si, 30).

El amor hay que manifestarlo, pues lo que no se da en obras se vuelven palabras huecas. Hay que servir, amar y generar felicidad en tu entorno, porque nuestra razón de existir en este mundo es ser feliz con responsabilidad, dando frutos para alguien o para algo.

Bien podremos ser sombra y oscuridad en nuestra vida generando odio, rencor y malestar o ser fuente de dicha, amor y alegría proyectando la luz de Dios con nuestra persona. Mantenerse atento en hacer el plan de Dios, dando su amor a los demás con nuestras obras, es la verdadera forma de actuar al ser forjador de milagros. 

Los milagros llegan en pocos momentos, sólo hace falta que estés dispuesto y los desees. Seremos frutos del Señor generando milagros en su nombre, pues la medida real de tu humildad está en tu alma. No seas un avaro espiritual.  Bien dice Publio Sirio: “Al pobre le faltan pocas cosas; al avaro todas”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios