20 de Septiembre de 2018

Opinión

Errere humanum est, Yoani

En su gira mundial la bloguera se ha vuelto más interesante que cuento tuiteba en la isla.

Compartir en Facebook Errere humanum est, YoaniCompartir en Twiiter Errere humanum est, Yoani

Mientras en el Vaticano imperó la fumata negra —que muchos incautos interpretaron como una jugarreta de don Norbeto Rivera en su afán por dar albazo como en los tiempos de Echeverría—, lo cual anuncia la incapacidad de los cardenales para llegar a un Pacto por el Nuevo Pontífice, en México todo es alegría y buen humor con los de la reforma a las telecomunicaciones.

Son tales la apertura y los consensos que en el Congreso de la Unión los diputeibols han llegado a un punto de acuerdo que no es constitucional pero que no se había visto en años: anuncian que tendrán todo listo antes de ¡Semana Santa! Algo absolutamente inusitado porque para estas fechas los legisladores están regularmente más ocupados planeando sus vacaciones (ojalá y este año en vez de ir a Waikiki sean solidarios y se lancen a
Kafkapulco pues, gracias a los buenos oficios en materia de seguridad, los springbrakers, afamados por entrones y amantes de la emoción fuerte, han cancelado sus reservaciones después de ver que sería más seguro tomar un tour por Siria) que resolviendo temas de la agenda o subiendo propuestas a tribuna.

No se sabe si para lograr este empeño laboral tuvieron que recibir una propuesta que no podían rechazar de la Unidad de Inteligencia Financiera de la PGR, pero ya ver a toda la diputadiza trabajando es un espectáculo que supera con creces a la reforma educativa que comenzó a tambor batiente y se ha quedado pobre.

Serán esas y otras cosas más esplendorosas las que trajeron al país a la bloguera cubana Yoani Sánchez, crítica al sistema castrista que se pasea por estos lares cual Niurka de política que en cuanto es cuestionada responde con un categórico “¡No es veldá!”.

Algo que sin duda pudo haber dicho don Norbeto Rivera a todos aquellos que lo criticaron a él y a Sandoval Íñiguez que su latín es más dudoso que el inglés de Peña Nieto. Y es que es muy mala onda que, además de los señalamientos por proteger pederastas, el cardenal sea cuestionado por su manera de decir “Vini, vidi, vici” y “Errare humanum est”.

Como quiera que sea, Yoani en su gira mundial se ha vuelto más interesante que cuando tuiteaba desde la isla, con su avatar triste y desencajado. Sobre todo porque no cuenta historias nuevas sobre la isla (ya escritas en mayor nivel por Reinaldo Arenas o Cabrera Infante), pero hoy en día increparla como ocurrió ahora en el Senado donde le chiflaron más que al Nini Verde, se ha convertido en un acto de moda, de novedad. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios