25 de Septiembre de 2018

Opinión

Es momento de aprovechar

La juventud yucateca tiene el apoyo de dependencias de gobierno y organizaciones de la sociedad civil para ser ciudadanos útiles y alejarlos de las drogas y la violencia.

Compartir en Facebook Es momento de aprovecharCompartir en Twiiter Es momento de aprovechar

En un mundo que exige mayores y mejores competencias para enfrentar la vida, el bono demográfico de la juventud en el estado y el país se debe aprovechar antes de que sea demasiado tarde, porque mientras por un lado hay grupos que buscan prosperidad por el otro hay jóvenes inmersos en los excesos de las drogas, la violencia y la delincuencia.

Estamos en un momento decisivo y así lo percibieron los directores y secretarios de la juventud del país, que tuvieron su encuentro nacional en Yucatán, desde donde analizaron las necesidades de este sector, detectando por edades intereses particulares: los adolescentes quieren información, aprender; los  preparatorianos buscan orientación vocacional y estudiar en centros que les aporten herramientas para integrarse a la vida productiva; los universitarios requieren becas y oportunidades para estudiar en otras partes del país y el mundo, tener un contacto inmediato con el ambiente profesional, y los jóvenes egresados desean especializarse y fundar sus propios negocios.

Con base en la información de la Encuesta Nacional de la Juventud, en la que participaron 50 mil jóvenes, el Instituto Mexicano  de la Juventud reforzó convenios con institutos estatales para atacar varios rubros: estrategia digital, emprendedores, equidad de género, proyectos productivos en zonas rurales, programas con información en lengua indígena, derechos humanos, salud, deporte, movilidad con fines académicos y recreativos,  emprendedurismo e inserción laboral y otros programas enfocados a fortalecer el acceso a la educación, el empleo y  capacidades.

En Yucatán, además de las dependencias de gobierno, existen organizaciones de la sociedad civil que tienen los mismos objetivos, preocupadas porque las nuevas generaciones sean de ciudadanos útiles y que produzcan soluciones de valor para aprovechamiento de la sociedad, y cada vez sean menos los que elijan las drogas y la violencia como su camino.

La oportunidad es ahora, urgen la formación y las facilidades para acceder al conocimiento y producir, la dádiva no es la solución, los jóvenes, en especial los nativos digitales, son más exigentes, críticos, analíticos de su entorno y conscientes de sus derechos,  así que, desde la familia, la escuela, las instituciones y la sociedad civil, se puede fortalecer  este objetivo común.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios