14 de Diciembre de 2017

Opinión

Escucha al experto

Es importante tomarse el tiempo necesario para permanecer en silencio y escuchar lo que nos tiene que decir nuestra voz interior.

Compartir en Facebook Escucha al expertoCompartir en Twiiter Escucha al experto

Mantener las ventanas de nuestro ser abiertas para escuchar los grillos y perseguir luciérnagas, eso es vivir...-  Anónimo  

La verdad está en nuestro interior. Podemos dejar de actuar como si fuéramos incompetentes y de preguntar a los demás, en busca de respuestas. Es importante tomarse el tiempo necesario para permanecer en silencio y escuchar lo que nos tiene que decir nuestra voz interior. Hacerlo ayuda a curar el cuerpo y el alma, contribuye a recobrar el equilibrio de nuestro ser y a descubrir la sabiduría interior para elegir siempre de lo bueno, lo mejor. 

Al preguntarnos lo que es bueno y adecuado para nosotros, a través de nuestro cuerpo, nos llegarán las respuestas; ¿qué pasaría si lo intentas y compruebas que la respuesta correcta a la mayoría de tus preguntas se encuentra dentro de ti? Por ejemplo: puede ser que ese dolor de espalda que tanto te molesta se deba a estar llevando la pesada carga de la vida de otros que no te corresponde (tal vez, la de tus hijos ya crecidos), intentando satisfacer sus necesidades a costa de tu salud.

También cuando se presenta alguna dificultad para comer y hablar puede ser que la quijada se haya salido de lugar y claro que es inteligente ver al odontólogo y te diagnostique que aprietas las mandíbulas una contra otra cuando duermes, lo que es provocado por el estrés.

Al preguntarte a ti mismo, por qué tanto estrés, la respuesta puede ser: “Arregla tu vida”, “¡organízate! dedícate un poco más de tiempo, ¡relájate!, haz ejercicio, practica yoga con regularidad”, entonces la mandíbula volverá a su lugar, los músculos del cuello se relajarán y las molestias desaparecerán. 

El cuerpo es la caja de resonancia de nuestras necesidades físicas, mentales, emocionales y espirituales. Es increíble, los mensajes que recibimos cuando aprendemos a escucharnos.

Al atender nuestra voz interior que se manifiesta con sensaciones físicas y hasta con enfermedades, podemos discernir lo que está bien aceptar y comprometernos, pero también lo que debemos rechazar y cambiar ya que, de múltiples maneras,  puede no ser conveniente para nosotros. 

Recordemos que tenemos las respuestas más sabias y mejores en nuestro interior para tomar decisiones y manejar los conflictos que aparecen en el escenario de nuestra vida. Recuerda: nadie más que tú mismo/a eres el experto de tu persona.  

¡Ánimo! hay que aprender a vivir.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios