20 de Septiembre de 2018

Opinión

Espacios domésticos en la arqueología

En la literatura producida por la arqueología maya existen varios enfoques teóricos para investigar a los grupos domésticos: el estructural, el funcional y el social.

Compartir en Facebook Espacios domésticos en la arqueología Compartir en Twiiter Espacios domésticos en la arqueología

La arqueología de salvamentos brinda la oportunidad de estudiar las unidades residenciales de las antiguas comunidades mayas. Aporta información relevante y comúnmente se conoce como arqueología doméstica. Este ha sido uno de los enfoques teóricos principales de los investigadores en el área maya desde la década de los años 80. 

En los salvamentos arqueológicos exploramos y registramos restos de las unidades habitacionales que fueron ocupadas por comunidades definidas como “un grupo de personas co-residentes en una vivienda o conjunto residencial que comparten actividades y la toma de decisiones. Las personas que conforman un grupo doméstico son fuente de bienes y mano de obra que reflejan procesos sociales mayores y que producían una gran cantidad de artículos, y una gran variedad de actividades interrelacionadas entre los miembros del hogar”.

En la literatura producida por la arqueología maya existen varios enfoques teóricos para investigar a los grupos domésticos: el estructural, el funcional y el social. 

El enfoque estructural o cultural: se centra en la vivienda como un artefacto codificado que genera significados, es decir, ve a la vivienda como la expresión simbólica de la arquitectura y deja a un lado el aspecto socioeconómico. 

El enfoque funcional: se centra en la vivienda como un artefacto dotado con sentido social de la organización; es decir, es un enfoque materialista, que no se preocupa de lo que pensaban los habitantes de las unidades domésticas, sino de lo que hacían y las áreas que utilizaban. Se centra en encontrar metates, manos de molienda y malacates, etc., que son elementos que hablan por sí mismos de un espacio doméstico. 

El enfoque social: se centra en la vivienda y su entorno inmediato para investigar  a las personas que ocuparon la casa. Este enfoque estudia las casas como unidades de organización socioeconómicas. 

Los arqueólogos que utilizan este enfoque se concentran en estudiar las actividades compartidas por los habitantes de los conjuntos domésticos, sin importar si los miembros tenían lazos de parentesco o no. Normalmente los estudios de este enfoque analizan los hogares como lugares de producción, consumo y distribución de artefactos y cómo se articulan con unidades o instituciones socioeconómicas mayores, por ejemplo, el Estado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios