20 de Octubre de 2018

Opinión

Estériles en lo afectivo

¡Cuántos hombres y mujeres son estériles en lo afectivo!. Creen que la manifestación de sus sentimientos, puede ser peligrosa para el bienestar de ellos y el de su familia.

Compartir en Facebook Estériles en lo afectivoCompartir en Twiiter Estériles en lo afectivo

Tuve en mi casa una gata persa de color amarillo. Era un animalito enigmático e introvertido. Su belleza era única. Tenía unos ojos verdes esmeralda con una mirada penetrante. Su nariz era pequeña y respingada; su pelaje era terso y sedoso. Al caminar daba una solemnidad a su porte e imponía respeto. Todo en conjunto era una belleza pero...¡nunca daba amor y menos aceptaba afecto! Cuando la querías acariciar huía y refunfuñaba. Jamás daba una muestra que uno le importara. Era un animal bello, pero incapaz de mostrar un poco de cariño y dulzura en su trato. Aquella mi gata era “estéril en lo afectivo” pues nunca manifestaba su amor ¡Cómo se parecía aquella mi gata a tantas personas!

Tal vez mi gata era más expresiva que muchas personas con las que nos cruzamos en la vida. Seres “estériles en lo afectivo”, que no saben externar sus sentimientos y sus emociones. Desde niños “aprendemos la mentira” que nuestros sentimientos no importan, de que alguna manera nuestros sentimientos están equivocados. Como a nuestros sentimientos no los escuchan, nosotros también dejamos de escucharlos. Rechazamos la honestidad emocional, y aprendemos a callar e ignorar nuestros sentimientos.

¡Cuántos hombres y mujeres son estériles en lo afectivo!. Creen que la manifestación de sus sentimientos, puede ser peligrosa para el bienestar de ellos y el de su familia, y no se dan cuenta de que se van dañando y desgarrando el alma, a no expresar lo que sentimos, anhelamos y deseamos.

Existen hombres y mujeres que no externan sus sentimientos porque les dan miedo, ya que reconocer lo que verdaderamente sienten, demandaría decisión, acción o cambio de su parte, y eso los enfrentaría cara a cara con la realidad, y por eso le tienen miedo, y silencian sus sentimientos y emociones.

Tal vez tuvimos unos padres que no nos dieron amor y afecto, y eso nos ha hecho silenciar nuestros sentimientos. Por lo cual, es muy importante para liberarnos de la neurosis, de la enfermedad, y de la depresión espiritual, hay empezar a manifestar ese amor que tenemos dentro y nunca lo hemos externado. Debemos de liberarnos de estigmas del pasado, y debemos de curarnos de los sentimientos del ayer.

Empezar a trabajar, lo mas pronto posible en nuestra recuperación. Aprender a dar amor, afecto y comprensión a nosotros mismos y a los demás. Mirar hacia dentro es la llave para liberar nuestro dolor, y producir una recuperación y salud a nuestra vida. Hay que darnos cuenta que existimos y entender qué es lo que somos. Saber que tenemos necesidades e ilusiones, reconocer nuestros sentimientos mas arraigados y trabajarlos, así como darles la bienvenida.

Hoy mismo, empecemos a externar nuestros sentimientos y a manifestar nuestras emociones, así la vida empezará a sonreírnos y la salud se nos va a renovar. Al darles un espacio a los sentimientos propios, a las necesidades, a los deseos, las metas, los planes y a nuestra vida, eso hará que nuestra existencia tenga un sentido y un propósito, para ser útiles y felices. Pero no olvidemos: “Para liberar nuestros sentimientos hoy, debemos de curarnos de los sentimientos del ayer”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios