23 de Septiembre de 2018

Opinión

Estrellas en redes sociales

Los artistas de la farándula siempre dan de qué hablar, ya sea por polémica o su trabajo, y para ellos, el “boom” de internet y las redes sociales significaron algo más...

Compartir en Facebook Estrellas en redes socialesCompartir en Twiiter Estrellas en redes sociales

Los artistas de la farándula siempre dan de qué hablar, ya sea por polémica o su trabajo, y para ellos, el “boom” de internet y las redes sociales significaron algo más que el acercamiento con su público.

Facebook, Instagram y, en especial, Twitter, son hoy la principal fuente de información sobre los actores y cantantes, pues a través de estas plataformas se conectan con la gente y ésta consigue el acercamiento necesario para sentir “suyo” a estos personajes del “jet set”. Hasta aquí, todo suena de perlas y nada extraño, pero ¿qué sucede cuando los artistas pierden el piso digital?

En previa colaboración comentamos que los “vloggers” y demás tribus de internet tienen mucho mayor mérito en las redes sociales que los personajes de la farándula, no exactamente por su talento, más bien porque saben “aguantar vara” mucho mejor que estos, pues toda su popularidad o influencia, depende de sus millones de seguidores en las plataformas digitales.

Además, aunque hay varias excepciones a la regla, la mayoría de estas personalidades de la web conoce que su público es muy voluble, tendencioso y traicionero cuando se salen de la imagen que sobre ellos se ha creado y, por tal, procuran mantenerse dentro de lo que saben no sonará pretencioso, de lo contrario, recibirán una buena tanda de “tweets” hirientes, pues si es cierto que internet hace que las “estrellas” se puedan sentir más cerca y entrañables, también desnuda -¡y de qué forma!- la cara oculta de estas personalidades.

Ejemplo de esto fue la “palomera” polémica levantada por el actor Gael García Bernal, quien sin decir “agua va”, lanzó un “tweet” a Aeroméxico preguntando por qué en sus vuelos no transmiten películas mexicanas. La aerolínea contestó solicitándole su clave de reservación, y aquél, simplemente reclamó con ironía que -según él-, le estaban dando del “avionazo”.

Cualquiera pensaría que el reconocido actor y activista tendría una ovación de pie por sus cuestionamientos “morales” sobre el cine nacional, pero no fue así. Los usuarios en las redes sociales prefirieron cuestionar la calidad de sus propias películas o la falta de argumentos no violentos del séptimo arte mexicano. En otras palabras: la red no tiene espacio para las pretensiones mesiánicas de ningún personaje, o al menos, entre los usuarios orgánicos. 

Esta situación no es nueva para García Bernal, que también fue objeto de burlas y recriminaciones en la red social por una carta de prosa rebuscada y grandilocuente que difundió en septiembre de 2008 a través del periódico “El Universal”, en la que se decía “triste y vulnerable” por la situación de violencia en México, tras el atentado en la noche de “El Grito” en Morelia.

Para el público de aquellos tiempos –y el de ahora -, la necesidad de ciertos personajes del “jet set” por convertirse en paladines de la justicia o los derechos humanos, no carece de legitimidad, sino que les sobra protagonismo. En las redes sociales, aunque a veces no lo parezca, los movimientos, reclamos, señalamientos y denuncias que triunfan no provienen de estrellas de la farándula, sino de la gente real, a quien sí se le puede dar–por lo menos- el beneficio de la duda.

Recordemos, y a colación viene, el “espontáneo” apoyo de @anabarbaramusic, @OficialYuri, @GloriaTrevi o @CamilaMX y muchos más, a la campaña del Partido Verde, misma en la que también participó @syntekoficial, quien en 2010 fue uno de los primeros cantantes mexicanos en “pelearse” con los usuarios de las redes sociales, porque éstos rechazaron su canción por las fiestas del Bicentenario de la Independencia, al grado de cerrar su cuenta, echando pestes sobre la diversidad de opinión… la que no estaba en su favor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios