19 de Julio de 2018

Opinión

Etcétera

"Cuando regreses, te buscaré a una criada para que puedas engendrar un heredero".

Compartir en Facebook EtcéteraCompartir en Twiiter Etcétera

En la novela La Dama del Castillo, se lee el siguiente diálogo entre el personaje femenino principal y su esposo:

- “Estoy triste por no haber podido darte hijos, Michel. Pero cuando regreses, te buscaré a una criada para que puedas engendrar un heredero.

- “¡Nunca miraré ni desearé a otra mujer que no seas tú!”.

Fuente: Novela de Iny Lorentz, La Dama del Castillo, España, Ediciones B histórica, 2012, pág. 26.

La columna Viernes Cultural y el transcriptor, estupefactos, detienen un momento la lectura.

El transcriptor exclama: - Oh, yo pude haber dicho esa extraordinaria afirmación, es más, la suscribo íntegramente, con todo y signos de admiración. No lo he hecho ni lo volveré a hacer, ejem, ehhh, es decir, digo bajo protesta de decir verdad, yo, como Michel, ¡jamás miraré ni desearé, etcétera, etcétera, etcétera!, no es necesario ser redundante, ya está escrito.

La columna Viernes Cultural en solidaridad con el transcriptor le exige a Patricia que lea Milenio Novedades, la página 2 de la edición de hoy, y se enorgullezca del transcriptor, ejemplar marido y admirable lector de novelas. Concluye: - ¡Ayyyy, cuántas mujeres desearían tener un esposo, como Michel y el transcriptor!

Y siguen la lectura de la obra de ficción.

De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios