17 de Noviembre de 2018

Opinión

Explorar, un buen hábito para este año que inicia

El cierre de año 2015 e inicio de 2016 nos dio la oportunidad de conocer más de nuestra maravillosa Península de Yucatán...

Compartir en Facebook Explorar, un buen hábito para este año que iniciaCompartir en Twiiter Explorar, un buen hábito para este año que inicia

El cierre de año 2015 e inicio de 2016 nos dio la oportunidad de conocer más de nuestra maravillosa Península de Yucatán: cenotes, áreas protegidas, pueblos tradicionales, especies en peligro, lagunas, gente maravillosa, etcétera.

Este último (o primer) viaje del año me ha llevado a reflexionar acerca de la importancia de la exploración en muchos sentidos; la idea de explorar como la conocemos ahora, con este fin de descubrir no es nueva, se remonta a tiempos antiguos y, aunque en muchas ocasiones ha necesitado grandes fortunas para llevarse a cabo, o la organización de grupos de personas, o viajes con una logística compleja,   lo que siempre es importante a la hora de explorar es descubrir nuestro  espíritu aventurero.

Y esta cualidad es la que debemos renovar cada que podamos durante este año que inicia y en adelante; explorar no necesariamente implica inversiones descomunales, ni tampoco un equipo tecnológico de primera generación incluso, ni si quiera una capacidad técnica o física extraordinaria. Para explorar solo se requiere tener la voluntad de hacerlo.

Este 2016, anímense a explorar las maravillas que tenemos en nuestra Península de Yucatán, uno de los sitios del país más completos en materia de recursos: con zonas arqueológicas (grandes, pequeñas, poco o muy exploradas, de diferentes periodos), áreas naturales protegidas (más de 45 entre federales y estatales con una superficie de 4.5 millones de hectáreas), especies carismáticas (tortugas, flamingos, mamíferos marinos y terrestres, reptiles), Pueblos Mágicos y una cultura viva que pocos sitios en el país y el mundo pueden presumir.

Algunas recomendaciones básicas para poder convertirse en un explorador en nuestra propia tierra: primero, salir de lo convencional, buscar sitios cercanos pero que no se encuentran en las guías turísticas y que no son promovidos de forma tradicional; segundo, hacer nuestra “bucket list” y marcar los sitios que queremos visitar en un mapa y tenerlo siempre visible, para que no olvidemos que cada fin de semana, puente o día libre es una oportunidad de salir a la aventura; tercero, encontrar localmente un buen guía que entienda nuestra necesidad de salir de la rutina y conocer sitios donde el turismo aún no ha llegado a gran escala y; cuarto, tomarse el tiempo necesario para hacer el recorrido sin presiones y prisas, que es la forma en que más se disfrutan este tipo de viajes. 

Explorar no solo trae consigo la oportunidad de descubrir sitios mágicos, tener experiencias fuera de lo común, probar la gastronomía local, conocer de cerca a las comunidades y su forma de vida, sino también es una oportunidad de explorar en el interior de nosotros mismos, superar nuestros propios límites, conocernos mejor y tener elementos para ser mejores en nuestros trabajos y nuestra vida diaria: la exploración y el conocimiento exterior e interior pueden ser una gran fuente de innovación.

Así que no pierdan tiempo, inicien el año haciendo un análisis del tipo de viaje que les da mayor satisfacción, dediquen un tiempo a investigar las opciones que hay cerca del lugar donde viven, preparen la maleta y, sobre todo, abran los sentidos para conocer más de este lugar donde nos ha tocado nacer, o el que hemos adoptado como casa, y aprendamos de las personas, la arquitectura, las especies y la biodiversidad de la región. 

Buen viaje, que 2016 sea un año de exploración y aprendizaje. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios