24 de Septiembre de 2018

Opinión

Extranjeros ejemplares

A través del Tour de Casas de la Fundación Brazos Abiertos los norteamericanos abren sus residencias restauradas para que la gente pueda constatar la belleza de las casonas.

Compartir en Facebook Extranjeros ejemplaresCompartir en Twiiter Extranjeros ejemplares

No obstante que muchos critican el crecimiento de la comunidad extranjera en el Centro Histórico de Mérida, esta población se involucra cada vez más en la vida económica, cultural y social de la ciudad, confiando en la gente que le rodea e incluso ayudando a organizaciones altruistas que benefician a sectores vulnerables.

Un ejemplo de esta integración es el Tour de Casas de la Fundación Brazos Abiertos que dirige el joven yucateco Dr. Carlos Cabrera, quien funge como puente entre los extranjeros y la asociación para desarrollar actividades como este recorrido en el que los norteamericanos abren sus residencias restauradas para que la gente pueda constatar la belleza de las casonas, producto del trabajo de arquitectos y diseñadores tanto yucatecos como de otros países.

Ayer tuvo lugar la quinta edición de esta actividad que beneficia a la organización que trabaja en la prevención, detección y atención del VIH- SIDA. Esta propuesta, común en otras naciones, se está convirtiendo en una tradición altruista y una forma de aportar a la oferta turística.

Iniciativas de este tipo deberían ser más valoradas por las autoridades para fomentar la relación entre la comunidad extranjera y la población de Yucatán, y a la vez generar acciones que promuevan la riqueza arquitectónica del Centro Histórico de Mérida, que, a pesar de todos los programas de mejora, cuenta con zonas en total abandono.

Hasta esta edición se han sumado 30 predios y los organizadores, tienen identificados más prospectos como para no repetir casonas al menos en los próximos cinco años, demostrando que todavía hay mucho por ver y que la revitalización del centro es posible.

Llama la atención que los norteamericanos retirados que participan eligen Mérida para vivir y  no tienen miedo de abrir sus casas para dejar entrar a extraños que compran su boleto para el recorrido y apoyar a la fundación, mientras que muchos nacidos en esta tierra tienen cierto rechazo  y desconfianza, porque aquéllos sí están aprovechando las ventajas de vivir en el centro y se estén integrando a la vida valorando lo que tienen, al país en el que residen y disfrutan de su retiro.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios