24 de Septiembre de 2018

Opinión

Finos

La novela de Gisbert Haefes, La venganza del Emperador, es un libro que nos demuestra que hay obras finas y otras no tanto.

Compartir en Facebook FinosCompartir en Twiiter Finos

En el marco de la FILEY 2014, recién concluida, la columna Viernes Cultural  y el Transcriptor no resisten reproducir un diálogo contenido en la novela de Gisbert Haefes, La venganza del Emperador (España, Editorial Edhasa, 2011, pág. 26):

- “Si tu culo es demasiado fino para dejarse tocar, deberías meterte en un convento –dijo el posadero.

- “No lo es –la joven adelantó el mentón y enfrentó su mirada: Le he abofeteado porque al tocar quería meter un dedo en cavidades que no están destinadas a su dedo”.

----

La columna Viernes Cultural le enseña al distinguido erotómano que entonces podría tocar sin intentar adentrarse en profundidades.

Sí, dice el prócer de los viernes, los libros ilustran, hay finos y no tantos, y todos queremos tocarlos…

Además, remata, lo cantan los filósofos de la Sonora Dinamita, en la canción “Mi cucu”: -“Si quieres puedes mirar… Lo que a ti te dé la gana… Pero si intentas tocar… Te daré una cachetada…”

De nada… Saludos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios