22 de Octubre de 2018

Opinión

Formación Humana

La divulgación de noticias relacionadas con conductas por falta de valores y que tienen efectos en el ámbito del derecho son hoy tema de todos los días.

Compartir en Facebook Formación HumanaCompartir en Twiiter Formación Humana

El amor a la patria no se aprende de memoria, se aprende con el corazón.- Lavisse

Civismo.- El concepto de civismo o de virtudes cívicas ha adquirido relevancia a lo largo de la historia humana y más aún en los últimos años, consecuencia de la necesidad de clarificar la importancia y el papel del ciudadano en la vida democrática actual.

Origen.- El origen etimológico del término civismo deriva del latín civis, cuyo significado es: ciudadano. En concordancia, el civismo constituye el conjunto de cualidades que permiten a los ciudadanos vivir en la ciudad, es decir, vivir en comunidad respetando unas normas de convivencia pacífica, aceptando las reglas de la vida democrática, los derechos fundamentales y los valores constitucionales.

Comportamiento.- Por ello el comportamiento cívico es el propio o característico del ciudadano, aquel que, en concordancia con valores de diversa índole, actúa para bien, por el bien y con la finalidad de hacer el bien, todo ello muy acorde con el respeto y cumplimiento no sólo de las normas “cívicas”, sino también de las reglas del Estado.

Modelo.- El civismo debe ser un modo de comportamiento basado en actitudes de respeto y tolerancia hacia el ejercicio de los derechos y libertades, al cumplimiento de las obligaciones y deberes como buenos ciudadanos, aun cuando todos seamos diferentes en etnias, costumbres, moral o religión.

Situación.- La divulgación de noticias relacionadas con conductas por falta de valores y que tienen efectos en el ámbito del derecho son hoy tema de todos los días, la falta o inadecuada formación humana permea en la parte más representativa de la sociedad: la familia.    

Cruzada.- Iniciar una cruzada con el uso del civismo a favor de la transformación de nuestro país, con un sentimiento de identidad, fortalecimiento de nuestra cultura y práctica diaria de valores cívicos en nuestros niños y jóvenes, podría regresarnos a aquel punto equidistante del que nos alejamos en algún momento del siglo XX y del que hoy en el siglo XXI nos hemos alejado más.

El dilema.- Nos llevaría el civismo a convertirnos en héroes desde nuestras pequeñas trincheras en el trabajo o estudio, para dar lo mejor de nosotros mismos por nuestras familias, instituciones y país en general. ¿Sería posible reconstruir una patria grande, altiva y de ejemplo internacional?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios